La curvatura de la córnea

09 mayo 2015

¿Culpable o inocente? Esa es la cuestión




Aureliano Viñas Escuer publicó por primera vez en el 2006 cuando contaba con 77 años. “¿Culpable o inocente?” es su tercera novela y sumen nueve años a la edad del autor. Estos datos parecerían mostrar una pasión tardía por la escritura, pero es todo lo contrario, Viñas confiesa su vocación lectora desde la niñez y, en un camino autodidacta, su afición le acercó a la escritura, primero en forma de artículos, después en el terreno del ensayo y también en clave de novela.
“¿Culpable o inocente?” es una invitación a mirar el mundo entre el azul y el verde de los ojos de la tía Leonor, una advertencia sobre la duda de vivir a lomos de términos antagónicos como el odio y el amor, la verdad y la mentira, culpable o inocente. En medio de ese debate de conceptos, Viñas muestra su preocupación por la construcción de la realidad literaria y los motivos nos llevan a escribir, como el escritor, más allá de una mundo instalado en la percepción antagónica de los acontecimientos, se encuentra entre la ficción de las páginas de un libro y la esencia de la todo lo vivido.
Una vida que camina hacia la sombra de las enfermedades carroñeras propias de la edad, un tránsito que se puede acompañar con el ejercicio del diálogo y las preguntas. En esa tesitura, Viñas apuesta por una forma especial de conversación en la que se aprecia el gusto por las palabras, esas voces emitidas desde las cuerdas vocales que a base de digitalización terminaran por diluirse en una pantalla. Esta técnica del diálogo para hacer avanzar la acción nos lleva inevitablemente a los diálogos de Platón y así Viñas utiliza el noble arte de la conversación para exponernos un punto de vista sobre la intervención de Dios en nuestras vidas, de tal manera que los inicios de la novela discurren por el debate teológico entre quien da muerte a Dios y quien encuentra que una sociedad pagana es “vivero de injusticias, envidias, atropellos y egoísmos”
Pero más allá de la forma en la que cada uno de ustedes transite por la vida, tarde o temprano tendrán que afrontar la presencia de un dilema, un cruce de caminos, la presencia de hombres y mujeres a los que aplicaremos conceptos como “bueno” “malo” “justo” “injusto”, pero cada vez que elijamos un adjetivo deberíamos  preguntarnos si el criterio que utilizamos es el adecuado, o como se pregunta Del Maschio aludiendo a Sócrates ¿Cuántas veces hemos aplicado distintos criterios morales en función de la situación? ¿Qué deberíamos decir o hacer cuando una acción se merece el fuego eterno? La lectura de “¿Culpable o inocente?” es un ejercicio literario que invita a mirar la realidad de los hechos para aplicar tus propias creencias  morales e inclinar la balanza de uno u otro lado. ¿Te atreves a probar?

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home