La curvatura de la córnea

19 octubre 2012

La Hora Tonta de Agustín Martín



Foto de Fernando Soguero


Agustín me esperaba en la puerta de un bareto junto a la emisora zaragozana de la Cadena Ser. En la mano izquierda un cigarro y en la derecha una Ambar, así es imposible chocar los cinco, compañero. La cita era porque Agustín estrenaba nueva temporada en el programa local Hoy por Hoy Zaragoza y me había invitado para presenciar el arranque. El primer cambio era el título. El Hoy por Hoy Agustín, y su habitual humormix de lo acontecido durante la semana en el programa que dirige David Marqueta, ahora se llama La Hora Tonta, un título que sigue la estela de los grandes informativos de la cadena como Hora 14 y Hora 25. El programa sufrirá algunas pequeñas variaciones pero se mantendrá la invitación de Agustín para entrar en su universo radiofónico que limita con el humor y la mirada de Marqueta.
Agustín Martín y David Marqueta son pareja radiofónica, y que yo recuerde, los escucho desde hace cuatro años. En las ondas se les nota empastados, cabalgan las mismas ondas, transmiten ese genio al que solo se puede accede desde la radio, se les nota agustito y ambos consiguen una marca especial, un sonido diferente, un aroma que solo se puede trenzar con los hilos de la amistad.
Así que me senté en el estudio para disfrutar de algo que ya creía conocer. La primera novedad fue la sonrisa en la pecera de Alberto Gómez, el tercero en discordia en esta historia, el técnico multitarea, que lo he visto con estos ojos, lo mismo te mete unas ráfagas, que busca un video en la red, habla con los invitados y amasa los sonidos que necesitan los guiones de Agustín. La segunda novedad fue la disposición de Agustín y Marqueta, siempre los imaginé uno frente al otro, sin embargo se sientan hombro con hombro, llevan tantos años juntos que no necesitan mirarse para que, cuando salta la señal, toda la gestualidad de sus cuerpos se haga radio.
Agustín Martín tiene la genética de humorista y una visión diferente del mundo: El oído, la mirada y el cerebro siempre en alerta, al acecho de una idea para moldearla y provocar la risa. Agustín ejecuta ese proceso de manera innata, no se molesten en probar, esa es una virtud imposible de aprender, viene de fábrica. Agustín es uno de esos druidas que atesoran la fórmula para transformar lo ordinario en extraordinario y la palabra en humor. Pero, tal vez porque todo esto ya lo sabía, ayer me sorprendió la mirada de David Marqueta: Una pareja de baile ideal, conoce el ritmo de Agustín a la percepción. Unas veces se ajusta a los latidos de su compañero. Otras, cuando la intuición y la experiencia se lo piden, lo aporrea, le laza un guante, un requiebro, un flirteo que enriquece y suma y sigue. Disfruta y se le nota. Por momentos permanece expectante hasta que rompe en carcajada y, en más de una ocasión, comprobé como su mirada delataba la más profunda admiración por su compañero en antena. Era una mirada infinita, sus ojos, más allá de los micrófonos, tenían la chispa del que espera con ilusión el siguiente chascarrillo, la sorpresa del chiste, el giro de la historia. La mirada de Marqueta guardaba la admiración del compañero y la satisfacción del amigo.
No lo olviden. Todos los viernes, a eso de las 13:45 en el Hoy por Hoy Zaragoza que dirige David Marqueta en la Cadena Ser, encontraran un ratejo de humor con La Hora Tonta de Agustín Martín

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At 20 octubre, 2012 10:01, Blogger AGUSTIN MARTIN said...

y todo eso en media horica... joder.. abrumado me hallo.
gracias javier.

 
At 20 octubre, 2012 12:36, Blogger Javier López Clemente said...

Amos, no me jodas jajaaj

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home