La curvatura de la córnea

01 julio 2012

La Noche en Blanco se llenó de colores con Pato Badian y Hernán Filippini

Noche en Blanco. Pato Badian y Hernán Filippini prueban sonido en el Museo del Teatro Romano de Zaragoza


El viento del Este apagó los días de calor y dejó tiritando la Noche en Blanco. Cierzo de allende los mares en el Teatro Romano de Cesaraugusta. Mares tan cercanos como el viejo río que unió la voz de Pato Badian y los trastes de la guitarra de Hernán Filippini. Dos corazones del sur, punto cardinal de un repertorio entre peruano y tanguero, de copa larga, hilanderas de hebra y la pobre gente, esa gente tan parecida a usted y yo pero acompañada por Dios. Canciones de regimientos, de años y desengaños, de suspiros y paños, y estatuas sin infancia que pasean quietas. La voz entre zambas y cachareras recorrió los pastos, los desiertos y los prados. Y el guitarrista de chaleco negro y descamisado, volaba enjuto sobre las cuerdas y raudo en los vocablos.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home