La curvatura de la córnea

24 marzo 2011

Andres Pathos: Metromán soy yo


Llegaba tarde a la cita con Oscar Castro, actor, dramaturgo y director de la obra The Amazing Metromán. El frenazo detuvo de golpe el ritmo de mis Bizipedaladas Municipales. Era él. Andrés Pathos intentaba pegar un cartel en la cristalera del Café Tibet. Entré al bar y lo asalté con espíritu mitómano. La sorpresa inicial se transformó en incomodo silencio. Le dije que había quedado con el autor de la obra de teatro que narraba su historia. La historia de un hombre que decide convertirse en un Superhéroe. En esa función de teatro, me corrigió, se cuenta la versión que Oscar Castro ha hecho de mi vida.
Andrés Pathos pidió un cortado y comenzó a hablar antes de que el camarero me sirviera una caña. Oscar Castro va contando que The Amazing Metromán nació porque la Asociación Amigos del Teatro de Zaragoza le pidió que montara un espectáculo para recaudar fondos y destinarlos al proyecto de abrir un nuevo espacio cultural alternativo. Presume de que la escribió en tres días y en otros tres ya la tenía lista para estrenar. ¡¡Montar una obra de teatro en menos de una semana!! Será cara dura. The Amazing Metromán cuenta mi vida. La vida de Andrés Pathos. Una vida que yo le conté cuando los dos vivíamos en Madrid. Y… ¿para qué? Para que ahora vaya presumiendo de autor, director y titiritero.¡¡Arrogante!! Pero lo que más me duele es cuando algún blogero le pregunta de dónde surgió la inspiración, y contesta que el texto refleja estereotipos de situaciones reales que todos hemos vivido alguna vez.
Andrés apuró su café. ¿Es cierto que vio en directo como salvaban a la chica del metro? Claro que lo vi. Oscar Castro ha cambiado la historia. Es mentira eso que cuenta en el escenario sobre You Tube. Yo estuve allí el día que aquel hombre saltó a las vías del metro, salvó la vida de una mujer y cambió la mía. Pasé muchas horas viajando en el metro con mi pensamiento como única compañía. Mi recorrido favorito era entre las estaciones de Esperanza y Mar de Cristal. Allí tomé la decisión. Deje el trabajo de la piscifactoría y me convertí en Metromán, azote de infames, indeseables y pesados. Una tarea solitaria.
Andrés se sumió en un halo de melancolía. ¿Podría buscarse un compañero? Le dije. Lo he pensado muchas veces pero Oscar Castro se opone. No comprende la soledad del héroe. Me niega un compañero por la crisis económica. Dice que además de caro, sería muy difícil gestionar otro ego. Psicólogo bar. ¡¡Pero señor mío…!! ¿Qué sería del teatro sin los egos? Oscar Castro es un onanista del yo me lo guiso y yo me lo como.
Su última ocurrencia es escribir un drama ¡¡Cómo si mi vida fuera una verbena!! Le voy a decir una cosa: The Amazing Metromán es una comedia porque quien escribe, dirige e interpreta no tiene sensibilidad para otra cosa. Es patético y perezoso. ¿Le parece normal que sea yo quien vaya por los bares colgando el anuncio de las funciones?
La última excusa para cargarme con todo el trabajo es la edición de un cortometraje que se titula “Meta-Corto” ¿Por qué no se quedaría en Francia cogiendo manzanas? Le contaré algo que describe perfectamente a Oscar Castro: Se fue de temporero para tres meses y después de cinco horas de trabajo regreso a casita. Eso lo dice todo. Yo aguanto todo este chorreo por Daniel Canelo, ese si que es un chaval que vale la pena. Daniel se encargó del diseño de la cartelería, de los audios que se utilizan en la función y encima es el técnico de luces. Un tesoro.
Las seis y media. Lo ve. Treinta minutos de retraso. Seguro que no viene. Estará actualizando el blog o escribiendo una novela. Cualquier excusa es buena para no ensayar las frases que se salta durante las representaciones. Y mientras Oscar Castro pierde el tiempo con las bolitas de nieve de sus quimeras, aquí estoy yo para preocuparme por la evolución del personaje. Tengo una gran idea.
Dudó un segundo.
Sus ojos chequearon mi grado de confianza. Quiero conocer los deseos del público. Saber de primera mano que tipo de indeseables quieren eliminar los espectadores de la función. ¿Se lo imagina? Metromán a la carta podría revolucionar el mundo de los superhéroes. Entonces fuí yo quien abrió la boca. Yo le pediría la eliminación sistemática de los que se cuelan en la fila de Bus.
Andrés Pathos me miró fijamente y sonrió por primera vez. Se puso de pie en medio del bar mientras su cuerpo giraba con el equilibrio cinético de una peonza. El torbellino se detuvo en seco y reveló una transformación completa. No quedaba nada de Andrés Pathos cuando la mirada de Metromán atravesó la alegría incrédula de mis ojos y me dijo. Chaval, tómate otra caña que la pago yo. Y desapareció.

____
25 de marzo y todos los viernes de abril a las 21 horas

Teatro Tacastrófico
“The Amazing Metromán” escrito, dirigido e interpretado por Oscar Castro

Sala Gromelo
Comandante Repolles nº 2150001 Zaragoza, Spain
Reservas: gromelo@gromelo.com

Reseña en La Curvatura de la Córnea
____

Etiquetas: , , , ,

5 Comments:

At 24 marzo, 2011 17:40, Blogger "Óscar" said...

Hola, soy Óscar Castro y quisiera indignarme por el tratamiento que se ha hecho de mi persona en esta entrevista, todo lo que Andrés relata no es cierto...o sí, pero ¡Haberme preguntado a mí, jo!

Ahora en serio, enhorabuena por tu imaginativa forma de plantear la entrevista, Javier,¡La primera de muchas!

 
At 24 marzo, 2011 20:08, Blogger monica said...

Muy buen post como marketing... ¡Mee apetece ir!
Un abrazo

 
At 25 marzo, 2011 16:44, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Oscar

¡¡Eso te pasa por llegar tarde!!
jajajaj

Un abrazo.

 
At 25 marzo, 2011 16:45, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mónica

¡¡Que bien suena la palabra marketing escrita por vos!!

Un abrazo

 
At 25 marzo, 2011 23:35, Blogger monica said...

Y vos por uno de Utrillas...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home