La curvatura de la córnea

09 enero 2012

de un tiempo circular


Yo tan enojado.
Incapaz de afinar la respuesta,
intento modificar el signo
de las heridas,
esas caricias que sangran
vientos y raíces.

Yo tan cansado.
Inmóvil ante la evidencia,
termino sin fuerzas frente al vendaval
de las heridas,
esos besos que muerden
tristeza y dolor.

Yo, que ya no soy yo,
no encuentro la salida.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home