La curvatura de la córnea

25 abril 2011

“Fuera de temario” once asignaturas de Manuel Espada



Los fásmidos son unos insectos que presentan tres tipos morfológicos en forma de hoja, palo o corteza para confundirse con el entorno y sobrevivir. Que levante la mano quien no haya deseado alguna vez ser un insecto palo y pasar desapercibido. Da igual que no hayas tenido la voluntad de hacerlo porque el simple paso del tiempo se encarga de convertirnos en otros insectos.
Los personajes de este libro de relatos se transforman. La lectura de sus páginas conlleva el peligro de sucumbir a la arrebatadora imaginación de su autor y protagonizar, por osmosis inversa, un trasvase sensorial, que las historias desborden las páginas y se implanten en tu entorno, se adapten y sean capaces de sobrevivir en el patio de butacas de tu cine favorito. Las palabras experimentaran con el método Stalisnavski, imitaran tus gestos y poco a poco infectaran tus pensamientos hasta cambiarlos.
Quien maneja el tiempo maneja nuestras vidas. ¿Podrías modificar el rumbo de tu destino con el uso ordenado del tiempo? ¿Las horas de sueño son horas perdidas? ¿Venderlas al mejor postor mejoraría tu maltrecha economía doméstica? Esta noche deposita todos los relojes en el cubo de la basura y regresa al sueño vivir entre las sombras del sol y el sonido de las clepsidras.
Este libro me ha enseñado el ciclo Non Stop de mi vida, los grilletes de un calendario laboral diseñado como un círculo que se repite una y otra vez. Una vida alrededor de una sola forma geométrica y la ilusión de comer hamburguesas hasta que mi barriga sea la figura perfecta: Un círculo, tres ciento sesenta grados de felicidad. He decidido ser académico de la lengua, tan magna institución merece un miembro que cometa faltas de ortografía y que sueñe con un diccionario en el que todas las palabras comiencen por zeta minúscula. Desde que me nutro con ensaladas musicales y sinfonías vegetales, las semicorcheas de mis glóbulos rojos marcan mi vida a ritmo de vals. Tecleo mi nombre en Google y viajo al pasado. Solo soy carbono mezclado con agua y la luna de los poetas una piedra que flota ahí, al alcance de los cursis.
Me parece que he caído en la trampa de Manuel Espada. El autor de estos relatos te enseña el camino y luego, en la última curva, esa que lleva a la meta… te deja fuera de temario, al azote de tu imaginación y con una sonrisa en los labios.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 25 abril, 2011 17:15, Blogger Mariano Zurdo said...

Sin duda, una de las reseñas más originales (y no por ello menos acertadas) que he leído de Fuera de temario.
Un abrazo.

 
At 25 abril, 2011 19:18, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mariano y bienvenido a esta bitácora.

Llegué un poco tarde a la presentación de libro en Zaragoza, pero con el tiempo suficiente para imbuirme del trio que, sentaditos tres en raya, rebosaba satisfación y buenas vibraciones.
Y gracias por lo positivo del comentario.

Un abrazo.

 
At 25 abril, 2011 21:53, Anonymous manuespada said...

Gracias por la reseña, Javier, es todo un placer y eres un lujo de lector. Un abrazo.

Manu

 
At 26 abril, 2011 15:24, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Manuel y bienvenido a esta bitácora.

Ahora que soy un insecto palo, por fin soy feliz.

Un abrazo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home