La curvatura de la córnea

23 marzo 2011

Escuela Cómica Suicida en Gromelo


El domingo 20 de marzo se presentó en sociedad la Escuela Cómica Suicida. La sala Gromelo fue el lugar elegido para dar la salida a este proyecto en el que se han embarcado ocho individuos cuyos datos biográficos he adjuntado al final de esta crónica para que los jueces y críticos de la ortodoxia dramática tomen buena nota. Ellos afirman que no han inventado nada nuevo, que solo siguen la estela de comediantes como los Monty Phyton y nos recuerdan que la idiosincrasia del grupo se sustenta en las tres palabras que forman el nombre de la compañía: Los actores de la Escuela Cómica Suicida suben a las tablas para aprender y conseguir que el público se divierta. A estos dos objetivos iniciales se añade el riesgo de saltar sin red y permitir que el patio de butacas elija una parte del contenido del espectáculo construido sobre una mezcla de sketches cerrados, y juegos de improvisación abiertos que parten de una situación dramática a la que se le aplica la tecla de la pausa. Entonces, con todo el elenco congelado, uno de los actores interroga al público por sus preferencias para desarrollar la trama que continuará en una improvisación en la que se asumen las premisas impuestas por el respetable.
El cocktail comenzó con las bendiciones sacerdotales para un velatorio con fiambre de cuerpo presente, los hipos de la viuda y unas cortezas de cerdo para los amigos, vecinos y compañeros de trabajo del finado que además de negro, era fan del Circo del Sol. Muchas dudas flotaron en el aire, ¿quien, cómo, dónde y por qué lo mato? Una exposición de la vanguardia pictórica fue el territorio donde se encontraron personas sensibles, capaces de disputar por un quítame ahí esa combinación de colores, hasta que llegó la hora del vino español y las conversaciones regresaron a la normalidad del fútbol y el sexo. La baraja española, una jardinera, la invasión de las abejas mutantes y tres gnomos sin casa. Decenas de historias que nos llevaron hasta un juicio sumarísimo que terminó con el castigo tradicional entre payasos.
Historias que no se volverán a repetir porque los espectáculos de la Escuela Cómica Suicida son pieza única, cada función tiene un libreto propio que nadie puede prever. Ese es un riesgo que los actores dosifican perfectamente gracias a los sketches cerrados que nacieron durante los ensayos y que mantienen el aire fresco del trabajo actoral libre de ataduras. La mayor libertad, y por tanto el mayor riesgo, llegaba con el desarrollo de las partes improvisadas, es ahí, en los resbaladizos terrenos del chispazo creativo y la creación al instante, dónde los actores se la juegan y se exponen al público sin trampa ni cartón. Los componentes de Escuela Cómica Suicida dominaron esas situaciones y generaron momentos de gran comicidad en contacto con el público que reaccionó con frecuentes carcajadas y una larga ovación final.
Escuela Cómica Suicida es un interesante proyecto teatral que ofrece frescura, buen humor y la garantía de un espectáculo que siempre es diferente.
_________
Actualmente ocho individu@s forman parte de la plantilla de la Escuela Cómica Suicida. Les facilitamos sus nombres por si quieren evitar cualquier tipo de contacto con ellos o por si, por el contrario, ansían conocerlos en persona y agradecer su contribución a la cultura patria invitándolos a un bocata y una caña (es sabido que cualquier persona que se dedica al entretenimiento no rechaza nunca comer por la patilla):

* Alberto Salvador. Tras probar diferentes oficios sin mucho éxito, decide lanzarse a la piscina (con poca agua) de la farándula. Payaso, titiritero, improvisador y ahora también cómico suicida.

* Francesc Tamarite. Francesc no es cómico; ni francés... Nunca ha intentado suicidarse (lo que le faltaba). A la escuela va... bueno, a veces. Consumado guionista ha logrado escribir este texto en apenas tres semanas. NOTA: Sus compañeros insisten en que sea él el encargado de llevar las luces.

* Gabriel Gutiérrez. En 1978 nació uno de los mejores payasos de Zaragoza que fue recluido en la O.D. Santo Domingo de Silos por un delito que no había cometido. No tardó mucho en fugarse y en subirse a los escenarios para hacer reír a la gente. Hoy todavía sobrevive en bares, salas y teatros como cómico de fortuna. Si tiene alguna pena, tristeza o tipo de depresión y se lo encuentra quizá pueda contratarlo...

* Irene Alquezar ha realizado cursos de interpretación, canto, verso, eutonía, danza, acrobacias, malabares, telas y trapecio, body percusión, esgrima, lucha escénica, doblaje… que le han servido para consolidarse como una de las actrices más queridas en la cola del paro.

* Javier Ercilla. Mientras lee miles de libros de auto-ayuda para encontrar un sentido a la vida e intenta sacarse unas oposiciones de funcionario que lo conviertan en un ciudadano respetable, sobrevive como cómico a sueldo. Ya lo dijo un gurú occidental: "Ante tanta desorientación en la vida, lo mejor es hacer el payaso".

* Miguel Cabrejas. Actorillo, payaso, pensador y plagiador. Enamorado y poseedor de todas las colecciones de cromos de La Liga desde el 83, y la de chapas de ciclistas que venían con el KAS. Le pirra chupar las tapas de los yogures y las películas de Lina Morgan.

* Paco Bruna. Paco Johns. Ex-dj, ex-hostelero, ex-torero, ex-traño, ex-traviado, ex-trovertido mientras nadie diga lo contrario. Me criaron para ser humano, hu pierna, y de momento sólo he llegado a ser pie de párrafo.

* Vicente Velázquez. Vicente es un gafotas y un empollón. En el cole sus compañeros no le dejan jugar al fútbol, y cuando lo hace le ponen de portero. Como no tiene amigos quiere ser actor de teatro para hablar con alguien, aunque sólo sea lo de la obra. Lástima que se han puesto de moda los monólogos.

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

At 24 marzo, 2011 13:45, Anonymous Antonio said...

Me gustó mucho la mezcla de historias cortas, improvisación, la interacción justa con el público y todo pensado para hacernos reír un montón.

Creo que ese es el mejor modelo para un grupo "pequeño", sin protagonistas y secundarios, pero sólo es posible con guiones propios. ¡Nada fácil! ;)

 
At 24 marzo, 2011 13:58, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Antonio y bienvenido a esta bitácora.

En la buena gestión de la mezcla esta el éxito, y porque supongo que cuanto más dependas del público más arriesgas, así que las escenas cerradas dan oxígeno a los actores y también al público.
Es muy interesante que no haya protagonistas ni secundarios, otra caracteristicas de las impros bien llevadas, porque todos se apoyaron muy bien en los compañeros. Además supongo que las escenas nacen del trabajo en los ensayos.

Gracias por tus palabras y te espero de vuelta por esta zona de comentarios.
;)

Un abrazo.

 
At 13 julio, 2011 21:07, Anonymous Anónimo said...

Hola, soy Gustavo Biosca "el cómico suicida", gracias por el homenaje, si es que ha sido un homenaje o casualidad. Os deseo mucha suerte con vuestro proyecto.

 
At 16 julio, 2011 23:36, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Gustavo y bienvenido a esta bitácora.
En fin, no te puedo decir nada la respecto del nombre del grupo pero... intento que lean este comentario, y que nos cuenten..
Un abrazo.

 
At 25 julio, 2011 17:37, Anonymous Miguel said...

Hola Gustavo,
A decir verdad el título fue casualidad más que otra cosa.
Muchas gracias por tus deseos, y de la misma manera te los devolvemos esperando que tengas éxitos.
Un saludo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home