La curvatura de la córnea

29 mayo 2010

Juan Luís Saldaña presentó “Hasta agotar existencias” en la Feria del Libro

Llegué a la Feria del Libro en una BiZi Municipal. Quería ver a Juan Luís Saldaña en directo, quitarle las 625 líneas de la tele de antes de la TDT y de mi actual conexión ADSL. Siempre me gustó su estudio de televisión con la calle como telón de fondo, porque la realidad delante de la realidad parecía menos engañosa, pero aún así tenía la curiosidad de ver a Juan Luís Saldaña de verdad, sin la mediación de un realizador.
La excusa era la presentación de su último libro “Hasta agotar existencias”, una colección de relatos dentro de un bote de mermelada de plátano con color de frambuesa. Tomó la palabra Cristian Peribañez que habló de su amistad con el autor, una de esas amistades con algunos gustos comunes y una enorme disparidad en todo lo demás, amistades de verdad porque es la verdad la que las orienta. Como el libro de Juan Luís Saldaña, que parte de la inocencia hasta llegar a la reflexión con el humor como vehículo, eso más o menos dijo Enrique Cebrián que, además de leerse el libro, ha escrito la contraportada. Es una afirmación que enlaza al escritor con el presentador de la tele: Un tipo con posturas propias, capaz de recitar unos versos de Manuel Vilas cuando cierran el McDonalds de la Plaza de España, o nos demuestra la mejor manera de comerse un Calipo, ahora que llegan los calores.
El autor confesó su sorpresa cuando los lectores le confiesan que sus relatos les provoca la risa — “que se descojonen” fue la expresión que utilizó — Incluso se mostró preocupado porque lo empiezan a etiquetar de humorista cuando él, lo que quieres de verdad, es cambiar con la literatura la vida de los demás, pero claro, con afirmaciones como estás tiene muy difícil salirse de la etiqueta de la honorable profesión de gentes tan ilustres como Tip y Coll.
Juan Luís Saldaña se transformó en un buen vendedor de feria para contarnos una anécdota que mezclaba, fiel a su estilo literario donde cabe de todo, los profesionales de los concursos literarios, el vengativo western albaceteño y el tertuliano, además de escritor, Juan Manuel de Prada (si, aunque parezca increíble, el autor zamorano puede aparecer en una historia y no se corta el buen rollo) Anécdota que no relataré para no chafar futuros bolos del autor, eso sí, les confesaré que el marketing le funcionó, al menos conmigo. Compré un ejemplar de “Hasta agotar existencias” y ¡coño!, ya se esta zurrando la badana con los libros que tiene delante de la fila.

Etiquetas:

1 Comments:

At 01 junio, 2011 20:37, Anonymous Generic Viagra said...

a mi en particular me guat mucho el trabajo que raliza Juan Luís Saldaña, el es muy bueno en lo que hace, y la presentacion de su ultimo libro "Hasta agotar existencias" me gusto deamsiado.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home