La curvatura de la córnea

07 mayo 2010

Ejercicios de amor, una obra de la compañía “el pont flotant

En una función teatral todo esta ligado a una convección entre público y actores. El público sabe que asiste a una representación y acepta los códigos que la dramaturgia y el espacio imponen a lo largo de la obra. El espacio no tiene porque limitarse al escenario, ya saben, derribar la cuarta pared y que todo el teatro forme parte del espectáculo.
La compañía El pont flontant esta habituada a romper los límites del espacio teatral y en esta ocasión, con la obra “Ejercicios de amor” va un poco más allá. La función comienza antes de que los espectadores tomen asiento, los mismos asientos que utilizaran los actores. La mezcla en el patio de butacas es chispeante, el inicio necesario para crear un ambiente de complicidad.
El argumento de la obra es el amor, y nada mejor para empezar que una lección teórica de cómo el amor se modifica a lo largo del tiempo, una metamorfosis que lo hace diferente, ni mejor ni peor, simplemente la variación matemática asociada al comportamiento humano. La información que recibimos es muy interesante porque te permite conocer los parámetros que influyen en la evolución del amor, y así, si queremos, podemos mejorar nuestra manera de amar, de recibir amor y, por lo tanto, de vivir. Esa es la propuesta: Amarnos mucho mas de lo que hacemos, olvidar las justificaciones, asumir la verdad de nuestros sentimientos y mostrarnos ante los demás como somos y como nos sentimos.
El pont flotant rompe el espacio escénico de tal manera que la representación salta la línea de la ficción e irrumpe en la realidad con un cambio geográfico dónde no hay ni escenario, ni público, ni actores, sólo amigos alrededor de una cocinera, o incluso desconocidos pero con la misma pulsión, los mismos sentimientos que los actores se encargan de subrayar. Pero una vez que todos hemos asumido que el teatro se ha instalado en la realidad y, por lo tanto, es un poco nuestro, un poco de casa, entonces la propuesta cambia, y cambia el espacio.
Ahora es el público, la realidad, quien se apodera de la ficción y de su espacio natural: El escenario deja de serlo para convertirse en círculo de amigos en torno a una vela, o el largo pasillo de una boda que certifica el compromiso con los demás. El juego funciona. El público se siente como en casa y participa de las propuestas que los actores lanzan entre bromas y veras, que nos recuerdan cuales fueron nuestros sueños, nuestras debilidades, esas que escondemos por miedo a perder, esas que deberíamos mostrar a la luz del día para que del juego de la verdad surja el amor mas potente, el amor fraguado al calor de la tolerancia, el respeto y la sinceridad.
A estas alturas de la representación el espectador ya no sabe si esta en el teatro, en una fiesta con amigos, o en el banquete de una boda de un primo lejano. La duda de si todo aquello es ficción o simplemente es un trocito de realidad deja de tener importancia cuando “Ejercicios de amor” se convierte en una fiesta donde el espectador ejerce de invitado. Bombillas de colores, las canciones de la Carrá y el aire desenfadado de la amistad.
Los actores, que uno nunca sabe a ciencia cierta cuando dejan de serlo, son unos excelentes maestros de ceremonia. Vale la pena pagar la entrada sólo por ver la escena dónde los personajes, si lo son, dejan el instituto y crecen y crecen y crecen entre pantalones, camisas y un vestido rojo. El difícil trabajo actoral juega con los límites entre la ficción y la realidad, miden exactamente la dosis de ambos elementos que mezclan con precisión, intensificando la presencia de uno o de otro hasta conseguir una perfecta comunión con el público, espectadores que olvidan que lo son para formar parte de la fiesta y claro, como todo el mundo sabe, dónde hay fiesta hay comida, así que olviden sus cabezas, corran a ver la función y vayan sin cenar.

___________
Teatro de la Estación
C/ Teniente Coronel Pueyo, 8-10
Zaragoza
Tlfno: 976 46 94 94
VIERNES 7: 21.00 h.
SÁBADO 8: 21.00 h.
DOMINGO 9: 20.00 h.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 07 mayo, 2010 10:01, Anonymous salmonnouse said...

Una obra increible. No puedo decir nada más, sólo que la sonrisa me duraba hasta esta mañana cuando me he despertado. Ya tuve la suerte de verlos una vez con su obra "como piedras" y no podía perdérmelos, sabía lo que iba a ver, muy buen teatro, original, diferente, divertido. Y los actores más majos que las pesetas :-)
Un besote Javi, un placer encontrarme allí contigo!

 
At 07 mayo, 2010 16:07, Blogger Gubia said...

La verdad es que tiene muy buena pinta. Una forma divertida y diferente de hacer teatro y de ir al teatro, me gusta. Un abrazo.

 
At 09 mayo, 2010 23:19, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Patricia

Creo que nos gustó tanto la obra, entre otras cosas, por el compromiso actoral que supone llevar adelante un proyecto como este.
El placer es mío, guapetona, que me alegras el día cada vez que te veo.
;-)

Salu2 Córneos.

 
At 09 mayo, 2010 23:20, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Mira la página web del grupo y comprueba si tienes ocasión de verlos. Es una catarsis además de una fiesta.

Salu2 Córneos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home