La curvatura de la córnea

18 marzo 2010

Dolan Mor en la Biblioteca de Aragón

El pasado miércoles 17 de marzo se celebró uno más de los encuentros del ciclo de Tertulias Poética que la Asociación de Escritores Aragoneses organiza en la Biblioteca de Aragón, promovido y coordinado por los poetas Emilio Quintanilla Buey y Ángel Sobreviela. El poeta invitado en esta ocasión fue Dolan Mor, un cubano afincado en Aragón desde 1999.

Emilio Quintanilla abrió el acto con un breve recordatorio en torno a la extensa y abultada lista de premios que atesora Dolan Mor, y que va desde todos los premios importantes a nivel autonómico hasta el último, el Barcarola, de rango nacional
Ángel Sobreviela nos brindó una exégesis de la obra de Dolan Mor de gran profundidad, fruto de la lectura avisada de sus poemarios, a los que concedió el valor de una obra unitaria semejante al crecimiento constante y continuado de algunos vegetales. El poeta cubano afirmó que siempre tuvo en mente un proyecto poético en forma de árbol, una tarea que empezó con la demora interesada de la publicación de su obra para, nutrido de lecturas, conformar un diseño en tres fases. La primera esta compuesta por libros irónicos, la segunda tiene como protagonista el lenguaje y la tercera, en la que actualmente trabaja, girará en torno al pensamiento.
Sobreviela mostró gran interés por los personajes, siempre distintos, que pueblan entre la portada y la contraportada, un hábitat dónde ejercen función de máscara o heterónimo. Dolan Mor asumió el rol de esconderse tras nombres ficticios, manipulados o moldeados como un mecano, casi siempre con intención irónica. Puso como ejemplo su propio nombre. Dolan Mor es una conjunción entre un personaje de Joyce y su significado de “tonto” en inglés arcaico que, acompañado por el valor aumentativo de “Mor” vendría a tener una traducción aceptable como “el poeta más tonto”
El autor cubano confesó que desde muy niño, azuzado por las lecturas de los libros prohibidos por su padre que trataban de esoterismo y las ciencias ocultas, se proyectó en otros personajes para matar el yo, y de esta manera ser totalmente libre. Un ejercicio que pasa por escribir con oficio y una ayudita de la inspiración, un trabajo en el que no tiene en cuenta cual será la reacción de lector.
Ángel Sobreviela alabó la gran cantidad de referencias literarias y cultas que contienen, bajo su punto de vista, los textos de Mor. Un valor que no entorpece la lectura más ligera y descuidada de los textos. En este punto el invitado recalcó que las obras literarias se completan con las ventanas que abre cada lector a partir de su propio bagaje intelectual. Puso como ejemplo al actual prologuista de una antología de sus obras que esta a punto de editarse, y como en algunos casos los caminos que aquel recorre están muy alejados de las intenciones del autor. Algo parecido ocurrió con algunas referencias que manejó Sobreviela, sobre todo en el ámbito cinematográfico que, difícilmente pueden influir en la obra de Mor cuando él mismo confesó lo poco que le gusta el cine y su consideración como enemigo de la literatura.
Sobreviela y Mor hicieron hincapié en el protagonismo que el lenguaje tiene en la obra del cubano. El poeta defendió la necesidad de navegar en la tradición de quienes nos precedieron para dominar sus fundamentos y, desde ese conocimiento, plantearse nuevos campos de actuación poética, algo que algunos autores actuales evitan para transitar modernidades que carecen de musculatura lírica. Vino a decir que es mejor nutrirse con Lezama en lugar de imitar a Panero.
El poeta Manuel Martínez Forega apuntó, desde su asiento como espectador, la aportación de los poemas de Dolan Mor en el campo simbólico tradicional, que el autor asumió y puso como ejemplo la utilización de triadas (el tres entra dentro de la tradición esotérica y mágica) como hielo, agua y vapor. Así como un marcado carácter iconográfico en los textos dónde el viaje, más que la alegoría de la vida, quiere aprehender el pasado y el futuro en tiempo presente.
El acto estuvo aderezado por la lectura de algunos poemas y de esta manera quiero terminar esta nota. Para ello recupero dos videopoemas que ya publiqué en esta bitácora. El primero se titula “Viejos Oficios” y data de enero del 2008 y “Ahora la poesía” de un año más tarde. Espero que disfruten:










Etiquetas: , ,

4 Comments:

At 18 marzo, 2010 18:47, Blogger Manuel Martínez Forega said...

Siempre a punto, Javier, me rindo a tu puntualidad y al detalle.
Gracias y abrazos.

 
At 20 marzo, 2010 10:26, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Manuel

Gracias y ya sabes... que lo lies bien
jajajajaja

Salu2 Córneos.

 
At 20 marzo, 2010 19:50, Blogger Ángel Sobreviela said...

Mil gracias, Javier. Estupenda crónica. Gracias por la asistencia y el interés.

 
At 23 marzo, 2010 12:59, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Ángel y bienvenido a esta bitácora.

Ojalá pueda asistir en otras ocasiones porque me parecio muy interesante.

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home