La curvatura de la córnea

13 octubre 2007

Héroes del Silencio en Zaragoza (II parte)

Gracias a Anabel Díez y a Juan Arnal , la amabilidad de ambos permitió que pudiera asistir al concierto.





“Gracias por hacernos tan grandes” dijo Bunbury al público que llenaba el Estadio de la Romareda, pero se equivocaba, Héroes del Silencio hace mucho tiempo que son grandes si usamos para medir otras varas además del número de entradas vendidas. La grandeza de la banda radica en la potencia emocional que suministran sus canciones, todo lo demás tiene el riesgo de desmesurarse hasta conseguir morir de éxito en medio de los derribados del caballo que, no lo duden, jamás sentirán la fe de la avalancha.
El concierto comenzó con un signo: Las desmesuradas siluetas de Juan Valdivia y Enrique Bunbury navegando hasta un mar en calma, esa era la firma del reencuentro, atrás quedaban las disputas y los polos opuestos del pasado se unían para mayor gloria de la música. Y después, durante distintas fases del concierto, la emocionante pleitesía del cantante hacia el guitarrista, el reconocimiento explícito de que, pese a tanto titular mediático, sobre el escenario había una banda de rock.
Ya se que es poco pero no puedo contar más porque otra vez caí en la espiral heroica que empezó como en un Karaoke y llegó a las lágrimas, escondidas con pudor, mientras una oración laceró mi alma de todos los recuerdos, algunas decisiones y mucho amor.
De sonido, desajustes, luces, apabullante escenografía, de eso y de todo lo demás escribiré la próxima semana con acento sevillano y acompañado por palmas de tango.


Etiquetas:

12 Comments:

At 14 octubre, 2007 11:02, Blogger María Manuela said...

Buena revolución han montado los mañicos con el concierto...
Recuerdo los tiempos mozos de los héroes y un concierto que se suspendió por la lluvia: Los Héroes no van a tocar -dijeron-, no salieron ni ellos a comunicarlo,y ya estábamos todos chopaos hasta los huesos...
Pues menudos Héroes, decía la gente jajaja...por eso no pensé en ir al concierto, vaya a ser yo gafe...

 
At 14 octubre, 2007 12:37, Blogger Eryx Bronte said...

Jodidos Héroes, también ellos nos hacen viejos. Abrazos.

 
At 14 octubre, 2007 17:03, Anonymous laMima said...

Me encanta ver esa cara de emoción...que lujo.
Me alegro de que pudieses vivir ese momento así.
Es cosa de Héroes...

 
At 14 octubre, 2007 18:51, Blogger Luisa Miñana said...

Enhorabuena, Javier, por tanta vivencia. Yo nunca he sido muy fan de Heroes, lo reconozco en medio de esta enfebrecida atmósfera de retorno en la que estamos. Pero también reconozco el valor de la dimensión de sus canciones, y el trabajo que han realizado, así como el coraje de volver dando la cara. Enhorabuena, pues, por ello y por haber podido cambiar el signo del post del día 10. Besos.

 
At 14 octubre, 2007 19:53, Blogger Javier López Clemente said...

Hola María Manuela.

En fin, en esos tiempo no estaban generalizados los micrófonos inalámbricos y los cables con voltios no se llevan nada bien con la lluvia.

Si hubieras ido a La Romareda y la lluvia hubiera aparecido... ese era el momento mágico, como cuando las gotas adornaron el set acústico de los Stones en la Feria de Muestras... ese fue un gran momento:
"Justo en ese instante una lluvia intensa y cálida empezó a aliñar la magia de la noche con todo el público entregado en cantar una de las históricas canciones del grupo: It´s only rock and roll. La emoción no me impidió corear Like a rolling stone y la lluvia mezclada con el sudor se transformó en euforia con el público subyugado a ese gran show desprovisto de todo el arsenal tecnológico"

Salu2 Córneos.

 
At 14 octubre, 2007 19:54, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Eryx

¡Ese es el reto... no hacernos demasiado viejos y si lo hacemos, hacerlo con talento!

;-)

Salu2 córneos y un abrazo.

 
At 14 octubre, 2007 19:56, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Lamima.

Darlo todo, esa debería ser la obligación del público, darlo todo durante 150 minutos. El momento reencuentro y plegaría ya pasó, ahora me preparo para verlos con otros ojos, desde otra prespectiva y me alegra el reto.

Salu2 Córneos

 
At 14 octubre, 2007 19:59, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Luisa.

La fuerza de Héroes estuvo, ahora lo es mucho menos pese a las cifras, en que las canciones no se coreaban, se rezaban, esa factor lo cambiaba todo.
Han vuelto porque se ha producido un extraño fenómeno entre las generaciones posteriores que han estado interesadas en la banda, supongo que la carrera de Bunbury en solitario también ha ayudado a mantener la llamita del reencuentro.
Me alegro de que, como bien dices, el signo del día 10 cambiase y más lo hará el próximo sábado que será sevillano.

Salu2 córneos y besos

 
At 15 octubre, 2007 14:08, Blogger closada said...

¡Toma! ¡Qué guais! ¡Qué cara de alegría, de emoción, de júbilo!

Quillo, ni yo me lo esperaba; pero, se me pusieron los pelos de punta. Obviamente, no fue como antaño y, sin embargo, los Héroes siguieron haciendo acopio de su nombre.

Un besico

 
At 16 octubre, 2007 10:55, Blogger Javier López Clemente said...

Hola closada.

Yo también acudí con reservas, ya sabes, pero qué coño, nos dieron toda su energía. Un show de alturas, quillo.

Salu2 córneos.

 
At 16 octubre, 2007 12:23, Blogger Gubia said...

Me alegro de que todas las esperanzas se cumplieran en ese concierto. Buenas fiestas del Pilar, no? un abrazo.

 
At 16 octubre, 2007 23:19, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Fue un gran concierto pero espero explicarlo todo mejor después de volverlos a ver en Sevilla.

Las fiestas del Pilar creo que han sido buenas, aunque yo casi no las he podido disfrutar por el curro, en fin para otro año.

Salu2 córneos y un abrazo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home