La curvatura de la córnea

02 septiembre 2006

Demetrio vino a verme

Demetrio vino a verme. Se debió colar en el patio cuando entró el cartero. Sonó el timbre de la puerta de casa, pensé en los Testigos de Jehová y conecté el chip de la cortesía para charlar con ellos durante diez minutos. Abrí sin echar un vistazo por la mirilla
— Joder que cara — dijo. — Ni que hubieras visto un muerto.
Entró hasta el salón en dos zancadas, se sentó en el tresillo y empezó a pasar las hojas de una revista sin mirarlas, sin prestar atención. Estaba templado los nervios.
— ¿Una cervecita? — le dije
— Nada de cervecitas. Ponme un Martini blanco con hielo y un poco de gaseosa.
— ¿Gaseosa? Gaseosa no tengo
— Pues con Kas de limón. No me digas que tampoco tienes.
— No, tampoco tengo. Tengo Acuarios de naranja.
— Vale, déjame contar hasta cinco para no descojonarme. ¿Pues no erais tú y tu novia los reyes del Martini blanco con limón? Joder que hasta el Jacinto os regaló una botella.
— Pues si pero…
— Chsss, calladito que te conozco, te empiezas a enrollar y no me dejas explicarte para que he venido. Venga esa Ámbar.
Abrí dos cervezas y me senté en el suelo, enfrente de él.
— Tú dirás.
— ¿Estarás contento con tus relatos, no?
— Bueno, la verdad es que…
— Chsss, calladito. Aunque definir “Cena de cumpleaños” como un relato es todo un halago que no te voy a cobrar. Creo que debería llamarlo chafardeo.
— Acabáramos.
— Acabáramos no, que sólo hemos empezado. ¡¡Pero como se te ocurre contar semejante historieta!!
— He escrito lo que tú me dijiste y he añadido algún detallito para aumentar el interés, para darle forma, digamos… literaria.
— ¡Decir que he tenido un gatillazo no es dar forma literaria a nada, es una putada!
— Venga Demetrio. Ya sabes que la literatura no es la realidad, es la representación de…
— Vamos a ver si nos vamos enterando — me interrumpió. — ¡Que no haces literatura!
— Eso puede ser cierto, pero lo intento.
— Además mientes como un bellaco. ¿Cuándo te he contado nada sobre las relaciones sexuales que tengo con Cecilia?
— Vale, nunca has entrado en detalles. Pero es que esas son las cosillas que yo añado para darle interés al texto.
— ¿Interés? ¿Qué interés tiene dejarme como un capullo?
— No te pases Demetrio, como un capullo no. Como un tipo moderno capaz de probar cosas nuevas… Además no cuento la realidad, cuento un cuento.
— ¿Cuento? cuento el tuyo joder, que el personal me mira con regodeo.
— Tal vez confundas el regodeo con la envidia.
— ¿Envidia de qué?
El timbre me salvó de buscar una respuesta convincente. Era Cecilia. El video portero la mostraba en blanco y negro, radiante, muy sonriente y tan guapa como el primer día que la conocí, hace de eso la tira de años.
— Hola Cecilia, ¿subes? Esta aquí el paranoico de tu marido.
— No, mejor no subo. Bajar vosotros y nos tomamos un vermouth, yo invito — empezó a reír a mandíbula batiente. — Así celebremos mi cumpleaños.
— Cecilia no fastidies que me esta pegando una bronca de muy padre y señor mío.
— No le hagas ni caso, esta encantado.
— Pues no lo parece.
— Es porque intenta esconder lo mucho que le gusta salir en La curvatura de la córnea y que el personal hable de él. Debe ser uno de esos mecanismos masculinos especializados en tapar los sentimientos.
— ¿Estás segura?
— Claro tonto, ¿no lo conoces?
— Me parece que cada día que pasa lo conozco menos.
— Venga bajaros.
— ¡Demetrio! — grité. — Dice Cecilia que bajemos. Nos quiere invitar al vermouth para celebrar su cumpleaños
— Javi, mecagoentó, cachondeitos los mínimos.

4 Comments:

At 02 septiembre, 2006 09:29, Blogger Paula said...

Así, como de casualidad, rebotando de un sitio a otro, llego a este blog, y veo que compartimos ciudad. A esta edad debería darme igual, pero lo cierto es que me alegra saber que por estas calles pasea alguien que escribe, y que escribe bien.

Seguiré visitándote, y leyendo tus historias.

Un abrazo sin cierzo

Paula

http://durmiendoamares.blogspot.com/

 
At 02 septiembre, 2006 11:40, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Paula y bienvenida.
No es casualidad que hayas llegado rebotando porque, Rebotando es el título de una canción de Especialistas, ¡¡¡todos de la tierra!!!
Gracias por los piropos, es todo un halago que quieras seguir leyendo las historias futuras, esas que todavía flotan entre el cerebro y el teclado.
Te devuelvo el abrazo sin cierzo, parece que septiembre trae el verano o alguien ha parado el ventilador.

 
At 04 septiembre, 2006 16:15, Blogger Gubia said...

Demetrio Demetrio, que interesante me parece y que divertido. Seguro que le encanta ver como cuentas sus cosillas, a mi como ya te he dicho muchas veces me parece fantástico y muy simpático..casi tanto como tu.
Un abrazo desde castilla, con calor calor calor y mucha luz.

 
At 04 septiembre, 2006 17:00, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Gubia.
Le haré llegar tus piropos al bueno de Demetrio, haber si se le pasa en enfado y sigue con sus historias. Tal vez le haga una visita uno de estos días.
Salu2. Aqui también ha llegado el verano de la mano de septiembre.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home