La curvatura de la córnea

23 septiembre 2012

“En el nombre del miedo” una película sobre los recuerdos, el miedo y la valentía




Ayer se estrenó en el Centro de Historias de Zaragoza “En el nombre del miedo” un cortometraje dirigido por Miguel Casanova, antiguo alumno de los cursos de interpretación del Teatro de la Estación y de la Escuela de Cine Un Perro Andaluz (interesantísimo vivero de nuevos y jóvenes cineastas). En la actualidad completa su formación en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña.
“En el nombre del miedo” es su primer corto en calidad de guionista y director –y todo lo demás desde los preparativos hasta la post producción- aunque ya tenía experiencia como guionista con el corto “Bendito infierno”
Miguel Casanova afirma que su película es sobre el miedo y no de miedo, una historia que cuenta el día que el protagonista decide vencer esos miedos. Es cierto que en la película el miedo está presente y subrayado por la excelente banda sonora de Sergio Jiménez. El inicio no deja lugar a dudas y el primer fundido a negro, después de unos extraordinarios créditos, deja los sentidos listos para la experiencia. Sin embargo yo sentí que era una película sobre los recuerdos. Los recuerdos son una parte fundamental de nuestras vidas que, abocadas a caminar hacía  adelante, necesitan el sosiego de un espejo retrovisor que nos recuerde de donde venidos. Esa mirada hacía atrás puede ser un impulso o un cepo. Juan, el protagonista de la historia, ha decidido romper con ese cepo. Para su propósito ha construido, sobre el miedo asimilado en su infancia y el odio acumulado de tantos años, al tipo valiente que nunca fue. Es ahí dónde Miguel Casanova se la juega, en el nivel de odio que el personaje transmite al espectador. Creo que aumentar la intensidad en ese sentimiento hubiera supuesto una propuesta más interesante para culminar en ese maravillo remanso de paz con el que se cierra el film.
Miguel Casanova ha reconocido en la prensa local que “contar con estos actores ha sido un regalo” El reparto de la película esta compuesto por actores muy interesantes en el panorama teatral de la ciudad como Saúl Blasco, joven promesa de las últimas hornadas de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza; David Sancho curtido en series de televisión, películas y escenarios; Jesús Bernal, puntal de la compañía del Teatro de la Estación dentro de sus facetas de actor y pedagogo teatral. Y los veteranos Rufino Ródenas y Alfonso Desentre dos clásicos de las tablas zaragozanas y garantía de buen hacer, además de Cristina Yañez y su amplía experiencia como actriz y directora. Un excelente elenco de profesionales que dotan a los personajes de los detalles justos y necesarios para definirlos y enriquecerlos: La presencia angelical de Saúl Blasco. La interesante dualidad de David Sancho en su función de cancerbero. La inocencia divina de Jesús Bernal. La cautivadora expresión facial de Rufino Ródenas. La majestuosa voz de Alfonso Desentre y los ojos, la mirada y la intensidad de Cristina Yánez son regalos que el director ha sido capaz de ensamblar con acierto y equilibrio.
Un aspecto muy interesante de este proyecto que me gustaría destacar es la utilización del crowfounding como modelo de producción. Ahora que las subvenciones han volado esta vía de financiación, que si antes se llamaba sablazo a los amigos, ahora adquiere un tinte de apoyo a la cultura ha sido fundamental. Además del apoyo de Generación Z, Amapola Films, Escuela de Cine Un Perro Andaluz y Teatro de la Estación.
“En el nombre del miedo”, como dice la sinopsis de la película, es una historia de miles de niños que han sido obligados a vivir con el miedo en el cuerpo. Una condena que quizás sea para siempre. No se la pierdan.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home