La curvatura de la córnea

08 febrero 2012

Soñar un cuento

Zaragoza, 3 de julio de 2011
Hola Paula
Ahora que ya es de noche he cogido libreta y boli, y me he ido junto al río. Voy en busca de inspiración para escribirte. Elegir lo que uno quiere contar es lo más difícil. Evocar el día que dividimos el mundo en dos: A mi espalda el Castillo de Peñiscola y tú con todo el futuro por delante, solo tenías que mirar. O aquella tarde en la playa Gandia. ¿Recuerdas nuestra lucha contra las olas primero y una horda de invasores después?
Esas historias podrían construir un cuento. Sin embargo quiero contarte algo nuevo. Una aventura dictada por las musas. Pero aquí, junto al río, no hay musas. Así que me rasco la cabeza y solo pasa el agua. Ni una idea. Ni una frase brillante de esas que tienen sujeto, verbo, predicado y todo es un no parar.

Etiquetas:

3 Comments:

At 08 febrero, 2012 14:23, Blogger laMima said...

Tampoco intentes hoy escribir ese cuento...se lo llevaría el viento.

 
At 09 febrero, 2012 09:04, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Inma

Aunque tenemos un grado bajo cero, la mañana, ha comenzado con calorcito de radio. Mayte Salvador ha tenido la deferencia de leer este texto en las ondas. Y eso, además de hacerme feliz, me recueda que, por muchas excusas que ponga para no hacerlo... las historias y los cuentos siguen ahí, a la espera de que alguien los escriba.

Un beso.

 
At 10 febrero, 2012 12:29, Blogger laMima said...

Las tuyas sobre todo...¡si señor!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home