La curvatura de la córnea

06 enero 2010

Happy Christmas Exit II

y para celebrar que la niebla ha dejado paso al sol, revuelvo mis recuerdos y los desperdigo sobre la cama. Los indios y los vaqueros del Far West, las piezas del Exin Castillos, dos revólveres, la placa de sheriff y un cubo de carbón. Persigo un mundo viejo. El desorden sentimental puebla la habitación, escapa por la ventana y atraviesa el barrio en llamas.
Una banda de chavales quema los contenedores de basura. Los amarillos para el plástico, los verdes para el vidrio y los azules para el papel. En todos ellos han quedado restos de comida, cava y felicidad.
Ya no llueve y los reporteros de la televisión han vuelto a sus casas. En el balcón, junto a la colada con la ropa del trabajo, dejo una copita de anís, un vaso de agua y un poco de azúcar. Hoy me iré pronto a dormir. Esta noche, aunque este año no he escrito mi carta, van a venir los Reyes Magos.

Etiquetas:

4 Comments:

At 08 enero, 2010 18:39, Blogger Sara Fedrika said...

Feliz año nuevo, Javi.

Dos relatos cortitos, que yo he percibido como dos lágrimas.

Me quedo con tu última frase: "Esta noche, aunque este año no he escrito la carta, van a venir los Reyes Magos". Ese es el Javier que admiro yo.

 
At 08 enero, 2010 19:03, Blogger Manolo Gabás said...

Espero que aunque no hayas mandado la carta te traigan tus regalos.

 
At 09 enero, 2010 19:42, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Sara

Las lágrimas siempre son cortitas.

Al final llegaron los Reyes con su cargamento de regalos... y por primera vez también de lágrimas.

Salu2 córneos.

 
At 09 enero, 2010 19:43, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Manolo

Los regalos llagaron el lunes a las 22:00 horas, tú ya me entiendes
;-)

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home