La curvatura de la córnea

22 enero 2010

Casi ha ocurrido

Estaba tranquilo. Había leído el texto por la mañana, sólo una vez. Lo dejé fluir de la mente hasta las puntas de los dedos. Olvidé la presuntuosa intención de transformar mi cuerpo en el cuerpo de un hombre mayor. Esa mecánica me despistaba de las sensaciones. No, no tengo todavía la capacidad camaleónica de transmitir con el movimiento la misma intensidad que guardan las palabras. Palabras de Shakespeare, palabras mayores.
Estaba relajado y dejé fluir el texto. Me asusté cuando tenía que jugar con las inflexiones, temí perder el hilo, por eso ahí, donde quiero danzar entre las frases, estuve monótono. Pero acerté en las pausas, en la intensidad de las emociones, ¡y por fin en los gestos! Gestos que ya no eran prestados, eran míos, del fondo del alma.
Hoy he terminado muy contento el ensayo. Es la primera vez que siento la posibilidad de hacerlo bien, casi tanto como Al Pacino:

Etiquetas: ,

8 Comments:

At 22 enero, 2010 10:09, Blogger George said...

A mi también me ha gustado mucho. El dejar de lado el querer parecer un hombre mayor te ha dejado estar mas suelto y mas atento al fondo del texto. Los aplausos antes de acabar y al final, supongo que te lo habrán dicho todo no?

 
At 22 enero, 2010 10:43, Blogger Javier López Clemente said...

Cierto George
;-)
Hay aplausoss que devuelven la vida.


Salu2 Córneos.

 
At 22 enero, 2010 13:19, Blogger Surrealisto said...

Estuvo muy muy bien Javier.

pd: Al Pacino es muy Al Pacino. Pero cojonuda tu interpretación.

 
At 22 enero, 2010 13:30, Blogger El fontanero del mar said...

Acabo de descubrir tu blog y me ha maravillado, enhorabuena

 
At 22 enero, 2010 18:37, Blogger Sara Fedrika said...

El mercader de Venecia... Me cuesta imaginarte, pero no, ahí estás, y lo haces genial. Identificarse con ese texto no es nada dificil, no me extraña que pueda salirte de una forma natural. Hazlo tuyo.

 
At 25 enero, 2010 10:10, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Adrián

ajajajaj

Entre Al y López sólo hay una diferencia en este caso: El trabaja en el cine y López en el teatro jajajajajajaja


Salu2 Córneos.

 
At 25 enero, 2010 10:11, Blogger Javier López Clemente said...

Hola fontanero del mar y bienvenido a esta bitácora.

Gracias por tus palabras y regresa, siempre hay goteras en esta casa tan alejada del mar.

;-)

Salu2 Córneos.

 
At 25 enero, 2010 10:14, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Sara

Ejem, disculpa que difiera. A mi me parece que identificarse con ese texto si es difícil.

No porque sea el malo de la obra, a mi me encnatan lo malos, si no porque sus ganas de venganza son enfermizas y, bueno, es cierto que yo algunas veces, o muchas, he tenido ganas de venganza pero al poco se diluyen. Shylock en eso es obsesivo. Así que de forma natural intento que me salgan los ademanes y los gestos. Los sentimientos y las intenciones ojalá no vengan del fondo de mi corazón.

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home