La curvatura de la córnea

11 noviembre 2009

Vilas TV Tour

Suelo acostumbrarme rápidamente a situaciones insólitas.
(Zonas Húmedas. Charlotte Roche)




Manuel Vilas toma la palabra enfundado en una camiseta negra muy ajustada. Sonríe. Las hojas de su nueva novela pasan entre sus dedos. Acaricio el cartoncillo que Alfaguara utiliza para la portada de sus ediciones. Es suave, ideal para llevárselo a la cama.
Se me pone dura en cuanto comienza a hablar. Son los agradecimientos de rigor y algunas dubitativas frases en torno a la nueva literatura. Empieza a leer un fragmento de “Vilas TV Tour” No puedo resistir la presión de mi polla contra los botones del vaquero. Me encanta ir a las presentaciones de libros sin calzoncillos, el estilo comando es muy de novelas de aventuras. Me voy en busca de intimidad. En el emepetres suena Hound dog.
El váter de caballeros esta cerrado por disculpen las molestias. Me meto en el de las tías. Lo que podría ser un contratiempo me excita aún más. Dejo la novela sobre el lavabo. El espejo me devuelve la cara desencajada. Me saco la polla y golpeo la tapa de la novela con su vigor. La ilustración no me gusta, pero la suavidad del cartón es irresistible, me recuerda el zaping de culitos de esta semana. Agarro la polla con la mano izquierda, hace tiempo que descubrí la supremacía de las pajas siniestras frente a la tradicional sosería de meneársela con la diestra. Cierro los ojos y reto al sistema métrico decimal. Tengo un rabo enorme, de eso no hay dudas.
El contacto con la piel me tranquiliza un poco. Bajan las pulsaciones y el pantalón. Estoy un poco nervioso por la novedad. La chica de la peluquería de mi calle se extrañó cuando le pedí la manicura para el dedo anular de la mano derecha. Fue una gran idea. El dedo entraba perfectamente por la virginidad de mi culo, los temidos arañazos no llegaron sin embargo, las terminaciones nerviosas potenciaron el deseo y la tensión a todo lo largo y ancho de la polla.
Escupo sobre la mano libre. Las caricias iniciales devienen en movimientos espasmódicos que detengo justo cuando el semen hace diana en el espejo, en el centro de una sonrisa macerada por el placer. Saco el dedo del culo muy despacio, el movimiento de los músculos ocupando su lugar se revela como la culminación perfecta.
Lo hago sin pensar. Utilizo los restos pringosos que humedecen el dedo y dibujo un corazón sobre las baldosas, en el ventrículo derecho escribo Vilas TV Tour. Cojo una cantidad generosa de papel para limpiar el espejo, sin embargo, la embriaguez artística me sobrecoge. Todo vuelve a ser frenético. Rasgo las hojas de la novela, impregno las esquinas con semen y las pego en la pared. Pese a que me muevo con rapidez el tiempo pasa demasiado deprisa. Escucho golpes en la puerta y amenazas para llamar a la policía. Las ignoro. Subo el volumen de Blue Suede Shoes. El semen se acaba, así que vuelvo a pajearme un par de veces. La excitación consigue que las eyaculaciones sean abundantes y densas.
Termino el empapelado y espero sentado sobre el váter. Dos policías derriban la puerta, me esposan y me sacan a empujones. Me extraña que sean tan bruscos, la noche del pasado sábado, jugando a ladrones, estuvieron mucho más amables bajo la dominación de mi polla. No dicen nada de mis derechos, me hubiera encantado sentirme como en una película americana.
Bernardo, el juez de guardia, me encierra en uno de los calabozos. Esta asustado. Lo imagino redactando un sesudo edicto para mi liberación. Me entristecería llegar tarde a la cita que tenemos esta noche en el King Creole Restaurant, a mi Bernie le hubiera gustado tanto la novela de Manuel Vilas.

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 11 noviembre, 2009 22:30, Blogger Surrealisto said...

me ibas a contar algo acerca de Landero y, al final, se nos ha olvidado, ya me dirás. Chao!

 
At 12 noviembre, 2009 23:20, Blogger pepe montero said...

Oye, que sí, que el Vilas es cojonudo, un gran muchacho, un talentazo. Pero ahora a lo que vamos, que contamos con tu presencia en nuestra Casa de Zitas, este sábado a la 10 de la noche; hay fiesta de presentación, puesta de largo. Estará llena de hermosas criaturas y tú eres una de ellas. Ya sabes que nos encantará que vengas. Habrá, copas, música, videos, (Victor Redondo, el puto amo del videoarte, se ha hecho miembro) actuaciones, juerga, charla, salsa y pasodoble. Disfrutarás, nos encargaremos de que disfrutes, y nosotros disfrutaremos de tu disfrute.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home