La curvatura de la córnea

19 agosto 2009

Manchas


Zaragoza 19 de agosto de 2009


Hola Paula


No creas que esta carta es para preguntarte por tus vacaciones, ni por las fiestas o por el nombre con el que este año habéis bautizado la peña. En esta carta, como tú mismo dirías, voy a ir al grano, o lo voy a intentar.
El pasado jueves por la tarde tu madre dejó en casa a Manchas. Lo hizo aprovechando que yo estaba en el trabajo porque sabe mi escasa afición a convivir con cualquier tipo de mascota. No me cabreé porque Manchas estuviera tan agustito en el salón, me enfadé porque ni tu madre ni tu tía me consultaron. Es cierto que puse el grito en el cielo, pero fue por el descaro de una maniobra premeditada, alevosa y vespertina. Eso sí, mientras yo gritaba, ellas se reían aunque a mi no me hacía ni pizca de gracia. El caso es que tragué. Manchas pasaría unos días con nosotros.
Migue se fue a la cama tan contenta mientras yo, más calmado, veía algunos capítulos de “Perdidos”. En un intermedio fui a la nevera y allí estaba. Manchas me miraba con ojillos de pillín. Mantuvimos la mirada durante unos minutos. La tensión se podía cortar hasta que el hámster hizo un pequeño gesto con su mano derecha a modo de saludo. En ese pequeño detalle creo que me ganó el corazón. Cuando me fui a la cama estuve atento a cualquier ruido porque, la verdad, me hubiera gustado tener una excusa para espiarle mientras hacía girar la rueda de su jaula, pero nada ocurrió y dormí como un lirón.
Tu tía ya se había ido a trabajar temprano cuando me levanté con la intención de salir a correr por la ribera. Escuché un ruido en la cocina mientras me aseaba en el baño. La sorpresa fue mayúscula. Manchas sonreía. Una margarita decoraba la bandeja dónde había preparado un desayuno para dos: Crujiente de panceta y huevos fritos con puntillas sobre tostada de pan untada de tomatitos del huerto de Isabel y Gines, café con leche y zumo de naranja recién exprimido.
Fue una mañana estupenda. Desayunamos como unos señores, dimos un largo paseo junto al río, hicimos las tareas de la casa y preparamos el menú para medio día: Fritada para primero y pollo al chilindrón de segundo.
Comimos juntos y antes de irme a trabajar le propuse que por la noche podríamos ver una de esas películas que tanto te gustan, ya sabes Paula: Historias en blanco y negro con sonido en versión original subtitulada en castellano. Él aceptó encantado mi propuesta. Nos despedimos con un fuerte apretón de manos y sentí como el gusanillo de la amistad me hacía feliz.
Estuve toda la tarde impaciente por llegar a casa y cuando por fin regresé, Manchas se había ido. Al principio me asusté porque pensé que se había escapado. Fue tu tía quien me contó lo ocurrido. Esa misma tarde tu madre te había llamado por teléfono a Galve y, al parecer, le pediste entre lloros que te llevara a Manchas al pueblo. Entiendo tu postura porque yo, en el poco tiempo que estuvimos juntos, también le cogí cariño. Lo que me cabreó fue que, por segunda vez en un día, se había tomado una decisión sin consultarme. Nadie me dijo nada de que Manchas se iba a quedar unos días en casa y nadie me dijo que eso no iba a suceder.
El verdadero motivo de escribir estas letras es para que le digas a Manchas que me hubiera gustado despedirme de él y que la cita cinematográfica la podremos tener más adelante, cuando el otoño nos invite a pasar una tarde de sofá y palomitas. Y dile también que después de estos días, el hueco de su ausencia se hace cada vez más grande en casa y en mi corazoncito.
Nada más. Para hacer honor a tu merecido título de “la mejor esquiva besos”, me despido remitiéndote dos patadas en el culo. Eso sí, tu tía y yo enviamos recuerdos, besos y abrazos para tus abuelos, tíos, primos, vecinos, amigos y turistas.
_________
Manchas pasó en mi casa su primera noche en familia, fue la Nochebuena del año pasado. La fotografía que ilustra esta entrada se la hizo Paula Herrero Feria el día de Navidad.

Etiquetas: ,

10 Comments:

At 19 agosto, 2009 03:51, Blogger David - Panda de Tolos said...

Una amistad fugaz, como cantaba Freddie Mercury "easy come easy go", "como viene se va"...
Pero no dudo que habrá reencuentro ;)

Y por curiosidad... ¿qué peli de esas rarasenblancoynegroconsubtítulos tenías pensao ver con Manchas?
jajajajaja

Nasnochees!

 
At 19 agosto, 2009 10:29, Anonymous sinfonia said...

"Cuanto más conozco a las personas más quiero a mis animales"
Creo que ahora podrás entender mi gran amor a esos "maravillosos peludos" y mi lucha contra el abandono y el maltrato animal.
Yo tengo cuatro:Kuga,una tortuga de 16 años; Nick, mi príncipe de 8 años; Vera, mi princesa de 7 años y la reina de la casa, Happy, mi gatita de 13 años que falleció ayer mismo. Puedo decir que es un dolor indecriptible el que se siente, un dolor ardiente y desgarrador en el interior.
Happy ya ha cruzado el arco iris y está junto a mi padre, ahora le toca a él cuidarla.
Te amo, Happy!!
Perdón por la nota de tristeza en este mensaje.
Un beso y muchos mimines para Manchas.
Emibel

 
At 19 agosto, 2009 15:48, Blogger pepe montero said...

Me recuerdas al Carlos Cay de, "Me cago en mis viejos".

 
At 20 agosto, 2009 09:04, Blogger Javier López Clemente said...

HOla David.

jejeej
Paula pertenece al Cine Club Los Pelicleros, cuando decidimos que peli vamos a ver, yo siempre abogo por clásicos en blanco y negoro y ella responde eso de "que pelis más raras" jajajajaja

En realidad para ver con Manchas, yo elegiría "E.T."

;-)

Salu2 córneos.

 
At 20 agosto, 2009 09:06, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Sinfonía.
jajaaj
Yo todavía estoy muy lejos de asumir la primera frase de tu comentarios, o al menos eso creo ;-)

Mi relación con las mascotas de los demás no siempre tiene el cariz de esta entrada, y para muestra un botón:

http://lacurvaturadelacornea.blogspot.com/2008/09/azud-running-conection.html

Salu2 córneos.

 
At 20 agosto, 2009 09:08, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Pepe

jajajjajajaja

El año pasado fue toda una revelación, seguí con pasion los textos de Carlos Cay, me pareció una buena idea.
Pero este año la abstinencia de periódicos me ha pillado en pleno verano y sólo he leído un par de artículos de esta temporada.

Salu2 Córneos.

 
At 20 agosto, 2009 09:49, Blogger Belén said...

Si es que es así hijo mío, nos manipulan los malditos roedores...

;)

Besicos

 
At 20 agosto, 2009 23:15, Blogger Drywater said...

Joder, yo también quiero una mascota que haga el desayuno...
Espero que este episodio sea el comienzo de una larga amistad. Si no, siempre te quedará París...

 
At 24 agosto, 2009 18:58, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Belén
"Maldito roedores" supongo que tenemos que decirlo con acento andaluz jajajajaj

Salu2 Córneos.

 
At 24 agosto, 2009 18:59, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Drywater.

Ay, supongo que para soldar esta reciente amistad tendré que eseperar el regreso de Manchas y en fin... ya te contaré.

Salu2 córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home