La curvatura de la córnea

07 agosto 2009

Besos

Javier López Clemente besó a su madre por primera vez el 15 de marzo de 1986. El Ministerio de Defensa lo había citado para lo que él pensaba una reunión informativa sobre como sobrevivir en el Servicio Militar Obligatorio pero, en realidad, era la llamada para incorporarse a filas. Javier regresó a casa doce meses después, el mismo día que su madre había marcado con una equis en el calendario, entonces fue ella quien le besó. Un beso muy parecido al que recorrió las piernas heridas de su hijo por los arañazos de una zarza, o al beso en la frente que puso fin a los días que Javier pasó sumergido en el fondo de la cama porque un profesor de Cálculo Infinitesimal decidió que su examen no valía ni una mierda, o al beso con banda sonora de jota del 2 de mayo de 1992 en las escaleras que llevaban al altar, o cada uno de los besos semanales de los últimos dos años y medio cuando Javier recibía un abrazo como bienvenida y una sonrisa como despedida, la sonrisa que le permitía mantener a salvo su conciencia.
Javier López Clemente se salió de la carretera el día de Santiago Apóstol pero, en lugar de reconciliarse con el Altísimo lo hizo con los besos. Fue una revelación para sus sentimientos de amor. Su madre fue la primera en sufrir el cambio. Desde ese día, los encuentros materno filiales de cada semana se ven aderezados por besos sin fin. Javier inicia el espectáculo con triadas de besos al estilo manchego para los mofletes hinchados a causa de los corticoides. De a uno son los besos untuosos para la frente. Carrerillas de besos minúsculos recorren ambos brazos desde la punta de los dedos hasta los bíceps ajados por la inmovilidad. Un pellizco en la nariz, dos carantoñas en las orejas, pedorretas a tutiplé y vuelta a empezar.


Sorprendido cuando besaba a un chino
en una calle de Las Fuentes
Javier L. C. besa a Laura de la Riva, una vecina del Actur
que paseaba por el barrio de Las Fuentes.

ZARAGOZA. Un hombre de 44 años, identificado como Javier L. C. fue sorprendido el pasado lunes cuando intentaba besar al gerente del Bazar Chollo Chon en el Barrio de Las Fuentes. Según confirmaron fuentes policiales, los agentes detuvieron a esta persona tras recibir varias llamadas en las que los vecinos se quejaban de la presencia de un señor mayor que repartía besos a los viandantes en la calle Silvestre Pérez y aledaños.
Los funcionarios preguntaron al arrestado por los motivos de un comportamiento tan extraño. Al parecer todo comenzó en la residencia para mayores de la localidad turolense de Alfambra, dónde Javier L. C., tras despedirse de su madre, se dedicó a dar besos a las auxiliares de geriatría, la enfermera de guardia, la fisioterapeuta y a varios residentes, una acción que el detenido detalló con la siguiente enumeración: “Un beso para la cocinera que llegó por el Este, dos para Pedro, tres para La Catalana, cuatro para el señor de los gritos porque gasta un gorro como los que llevaba mi padre, cinco para Marimar y su carro con fregona, seis para Vanesa y los cariños que regala a los abuelos, siete para Raquel y sus pastillas, ocho para Beatriz y la chispa de su mirada, nueve para Mónica que para eso es de Torrelacárcel como mi madre y diez para el señor que canturrea jotas de boina”
Javier L. C. siguió con su acción en el Bar La Cooperativa de la misma localidad dónde, además de besar con profusión al nuevo camarero que de nada conocía, besuqueo a la cocinera y propietaria del negocio, según afirmó el detenido “por el deleite que me producen las manitas de cerdo con salsa de tomate que guisa esta señora”. Además, la Policía Local ha comprobado que esta conducta se mantuvo en la gasolinera utrillense de las Barriadas del Sur dónde el acusado cubrió de besos a Javier Beltrán — el empleado que llenó el depósito de su Citröen C4 —y a su padre, al que contorneó la calva con un rosario de dulces besitos.
Esta redacción se ha puesto en contacto con la Guardia Civil de Tráfico para confirmar que Javier L. C. dio negativo en la prueba de alcoholemia a la que fue sometido en la circunvalación de Muniesa. Las mismas fuentes han señalado que el detenido se comportó de manera muy cariñosa con los agentes Juan Morales y Jesús Marzo a los que besó con profusión y entusiasmo.
Javier L. C., según informó la central de operaciones del 092, no presentó ningún tipo de resistencia ante la autoridad cuando se le detuvo por un delito de besuqueo continuado. Tras prestar declaración en dependencias judiciales y besar a su Señoría, fue puesto en libertad y citado para juicio rápido.

HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas:

12 Comments:

At 07 agosto, 2009 13:04, Blogger pepe montero said...

Das, das el perfil de besador.
"La española cuando besa..."

 
At 07 agosto, 2009 15:01, Anonymous Anónimo said...

Espero que gastes los más posibles antes de la Noche Sin Techo, que te veo en un no parar de perseguir a la organización morrico p'alante por todo el festival.Jajjaja

Armando

 
At 07 agosto, 2009 15:06, Blogger Belén said...

Yo soy mas de besos con pedorretas!

Besicos

 
At 07 agosto, 2009 17:23, Blogger LauRa said...

madreee... el 15 de marzo de 1986 laura de la riva sanchez todavia no habia nacido siquiera! aun me quedaban 10 largos dias para llegar al mundo xD

es un placer poner la mejilla para estos menesteres^^

montones de besotes manchegos, amorrrrrrrr!!!

 
At 08 agosto, 2009 14:19, Blogger Miguel Angel said...

Pues no conocía tu blog... pero hablas de cosas que tenemos en común: del Hospital Minero de Utrillas (fui su último médico), de Alfambra (estuve pasando años por ahí cuando iba a estudiar a Teruel), de Javi Beltrán (alguna cura le he hecho) de Manuel Beltrán (me montó mi habitación del pueblo y años después le regalé aparatos antiguos que se usaban en el Hospital Minero para su entonces PROYECTO)...
Así que te devuelvo un millón de besos hasta sentarte. Porque para besucón, besucón... mi tío Mariano.

 
At 08 agosto, 2009 17:33, Anonymous Anónimo said...

Cuidadin ahora con los besos, que han recomendado se salude con un hola por lo de la gripe A.¿Mandar besos por Internet contagia?da igual besos para todos y muchos.

Anónimo de otras.

 
At 09 agosto, 2009 17:57, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Pepe.

Ya veo que conoces mis debilidades, ladrón.
Yo por cantar esa copla con bata y faralaes, ay, daba un Potosí.

;-)

Salu2 Córneos.

 
At 09 agosto, 2009 18:00, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Armando.

La Noche Sin Techo Forever.

Creo que la organización tendrá que hacer un cinturon sanitario a mi alrededor: Amenazo con besar a los organizadores (hermanas Lacarta incluídas) a los músicos, los escritores y al público, también a los camareros y en fin: Que dios reparta suerte.

Este año me gustaría contar un cuento y cuento con tu mano para el sonido compañero.

Salu2 Córneos.

 
At 09 agosto, 2009 18:01, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Belén.

No sabía que las "pedorretas" formaban parte del manual de fisios jajajajajaj hmmm una terapia interesante.

Salu2 Córneos.

 
At 09 agosto, 2009 18:02, Blogger Javier López Clemente said...

Hola LauRa.

Esas comparaciones temporales me dejan pa´lla, my darling.

Usted ponga la mejilla que yo pondré en cariño.

Salu2 Córneos.

 
At 09 agosto, 2009 18:05, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Miguel Ángel y bienvenido a esta bitácora.

¡Vaya sorpresa! Si parece que fue ayer cuando te veía caminar hacía el colegio de Las Monjas jajaajaj.

Eso de ser el último médico del Hospital Minero tiene su historia... que raro... es extraño y no puedo pensar en ti como el Doctor Daniel jajajajaja

Salu2 Córneos y permanecemos en contacto, doc.
;-)

 
At 09 agosto, 2009 18:06, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Anónimo de otras (veces), añado yo)

;-)

Pues si. Eso de que el coleguio de médicos desaconseje los besos es como para ponerse a temblar, por eso, desde esta bitácora proclamo una batalla contra el miedo: Besos y arrumacos para plantar cara a la gripe A, sosinas, que son unos sosainas.

Salu2 Córneos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home