La curvatura de la córnea

01 julio 2009

A 360º de la nostalgia

La primera vez que giré 360º fue la noche del estreno de la bola central en la discoteca Las Torres. Los tradicionales veinte minutos de lentas abrazado a su cintura estuvieron salpicados por multicolores muescas de luz, las incisiones brotaban del centro de la sala, recorrían las cuatro paredes y se concentraban en su rostro de ojos cerrados. La hipnosis de aquella noche deslizó mis dedos hasta la cintura de sus apretados Lois a los que también les di una vuelta de 360º. Los dientes de la cremallera abrieron el camino hasta la luz de la luna, abrochados de labios, brazos y piernas rotamos como los redoncheles desbocados que hacíamos correr desde las cuestas de Los Pajares hasta el mullido césped de las riberas del río Moral.
Poco a poco, los giros abrazados de 360º cayeron en desuso, se perdió la costumbre de pinchar lentas en las discotecas y la media hora de baladas verbeneras fue sustituida por el soniquete recaudatorio de las mozas del pueblo cantando los números del bingo.
El estadio del F.C. Barcelona se vistió ayer de lujo para estrenar 360º Tour , la nueva gira de U2. La banda irlandesa ha vuelto a dar un giro de tuerca en el negocio de la música con este nuevo concepto de directo que convierte el escenario en una peonza que gira y gira para llegar con la misma intensidad a todas las butacas de un estadio con dos objetivos: Acercarse al público lo máximo posible y rentabilizar todas las localidades disponibles, una simbiosis entre lo artístico y lo económico, Bono en estado puro.
La idea de U2 girando 360ºme llevó hasta la Zoo TV Tour en el Vicente Calderón, una deslumbrante noche de verano que con el tiempo ha destilado toda su novedosa energía escénica en un gesto que tuvimos mi chica y yo: Unidos por la presión arterial, sístoles y diástoles sincronizadas y los ojos cerrados, así, apretaditos como aprendimos bajo la bola de cristal de la discoteca Las Torres, así giramos 360º, con el tiempo me he dado cuenta que aquella canción fue la primera balada de nuestras nuevas, imprevistas y desvestidas vidas, vidas planas en las que decidimos dejar de girar.

Etiquetas: ,

4 Comments:

At 02 julio, 2009 12:15, Blogger SUE said...

Seguro que tú y tu chica girabais de verdad 360º, y la bola de la discoteca tambien, pero lo que es el escenario de U2, nada de nada. Todo el graderio posterior tuvo que salir muy contento, sobre todo los que pagaron 90 euros para ver el culo de Bono, que de vez en cuando se volvía para saludarlos. Grandioso escenario (lo mejor de todo el concierto) pero quiza demasiado para el cantante ya que dejó al descubierto la ausencia de su forma física(vamos que Jagger se hubiera comido ese escenario no giratorio).
En fin, besos Javi, me encanta el relato que has escrito.

 
At 02 julio, 2009 23:27, Blogger Belén said...

Bonito,si señor... la verdad es que eso de las lentas en las discotecas también lo he vivido yo, pero en pachá de la calle sevilla ;)

Besicos

 
At 03 julio, 2009 16:44, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Sue

De todos los videos que he visto siempre me ha llamado la atención lo fondón que estaba Bono. Ese show tiene pintas de exigir dinamismo a tope, aunque solo sea para estar acorde con el envoltorio, eso es un riesgo: Que el envoltorio pese demasiado, tampoco me ha gustado la lista de canciones, ese baño ochentero, de nuevo, es excesivo, la banda tiene material mas reciente que es muy interesante y muy poco trabajado en directo, pero claro, tal vez eso exija menos aforo.
Sobre Jagger una cosita: Desde la primera vez que lo vi su condición física, aunque estupenda para su edad, fue cayendo en intensidad y numero de carreritas, pero daba igual porque ahí estaba contorsionista Keith, estático y sacacorchos.

Salu2 Córneos.

 
At 03 julio, 2009 16:46, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Belén y bienvenida a esta bitácora.

Recuperemos las lentas, aunque sea en forma de bolerazos.

;-)

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home