La curvatura de la córnea

21 mayo 2009

Sin excusas

Cebolleta, ajo y pimiento verde picadito estrenaron la cazuela, a los dos minutos incorporé un tomate pelado y troceado en tacos. Rehogué. Añadí a las verduras una copa de vino y los trocitos de cordero salpimentados, pasaditos por harina y marcados en la sartén. Diez minutos de olla expres para freír una patata cortada en dados que incorporé con posterioridad. Solo faltaban cuatro minutitos de calorcito cuando sonó el pitido de un mensaje en mi bandeja de entrada. Con mandil y un poco de ansiedad cambié los fogones por el teclado. Llegó la hora de comer, micielotesoromiamor regresó del trabajo, abrió la cerradura y toda la casa olía a quemado. No encontré ninguna excusa. El menú fue de plato único: Bisaltos alborotados en wok.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home