La curvatura de la córnea

28 mayo 2009

¿Hay algún noble en la sala?

Ha vuelto a suceder. Hace unos días me hice eco en esta bitácora del encuentro que Valle Inclán y Lorca tuvieron sobre el escenario del Teatro de la Estación. Esta tarde, sobre las mismas tablas y delante de la misma escenografía, se ha producido otro encuentro que pone en tela de juicio el concepto espacio-tiempo tal y como lo conocemos.
Durante el próximo fin de semana, el grupo Pingaliraina va a representar en el Teatro de la Estación la obra “¿Hay algún noble en la sala?”, un espectáculo que comienza con los primeros versos del “Cantar de Mío Cid” Esa era suficiente justificación para que el historiador y novelista José Luís Corral nos regalará una de sus didácticas disertaciones en torno a una figura que conoce la perfección. Sentado en regio sillón nos recordó las manipulaciones a las que se ha sometido la figura del Cid. Puso como ejemplo la idealización que algunos políticos han hecho del personaje y como se olvida con interesada facilidad, que el insigne guerrero pasó más de seis años en Zaragoza, en el Palacio de la Aljafería, a menos de cuatrocientos metros del lugar desde el que hablaba el historiador, como jefe militar de las tropas musulmanas, un dato que se esconde en el poema épico y que sirvió para trazar un discurso sobre la diferencia entre la exactitud de la historia, y la libertad creativa que permite la literatura, así como la facilidad con la que los juglares ensalzan mitos e iconos que no aguantan el algodón de las exégesis historicistas.
Entonces ocurrió el extraño fenómeno. Un juglar acompañado por el ritmo de una zanfoña tomó forma corpórea y se enfrentó al historiador en singular discusión de eruditos. El artista de la milla defendió la ligera modificación de los acontecimientos históricos, como un ardid menor, una ayuda para conseguir que la trama del espectáculo sea más atractiva para los espectadores y las monedas de sus bolsillos. Pero José Luís Corral insistió en la importancia de los datos históricos y entonces el artista, tras pausa dramática, confesó.
Era cierto que la obra se iniciaba con los primeros versos del Cantar del Mío Cid, pero aquello era simple retórica teatral, una excusa dramática para hablar de otras muchas cosas. “¿Hay un noble en la sala?” aprovecha situaciones de la época medieval para reflexionar sobre asuntos que traspasan los siglos y el alma humana, asuntos que tienen que ver con la libertad individual, la religión y la convivencia pacífica, o no tanto, entre diferentes culturas, la propia conciencia, la ética y sus burlas y todos los entresijos que nos hacen humanos. Un juglar que sufre las miserias del camino y la incomprensión de los poderosos será el encargado de guiarnos por el camino porque, aunque muchas cosas han cambiado desde que los romances andaban por villorrios y palacios, los narradores siguen entreteniendo al público con historias, músicas y danzas.

Pingaliraina presenta del 28 al 31 de mayo la obra
“¿Hay algún noble en la sala?”
Teatro de la Estación
C/ Teniente Coronel Pueyo 8
Teléfono de reservas: 976 46 94 94
Jueves, viernes y sábado: 21:00 horas
Domingo: 20:00 horas

Etiquetas: , ,

7 Comments:

At 30 mayo, 2009 02:36, Blogger Surrealisto said...

mmmm qué tiene que ver Jose Luis Corral con esto?

 
At 30 mayo, 2009 10:46, Anonymous Anónimo said...

Buenos días. Sr. López, tenemos recadito, Ud. y yo, de Dalton Bert en "Yo sólo buscaba sexo".

Saludos de

Quidam Lector

 
At 30 mayo, 2009 13:35, Blogger Surrealisto said...

¿Bitácora?, eso es el armario de a bordo de los barcos ¿no?

 
At 30 mayo, 2009 19:29, Blogger Mamen said...

Intentaré acercarme mañana domingo. Tal y como lo cuentas me ha apetecido mucho verlo.
La Historia, la historia...
Un abrazo

 
At 31 mayo, 2009 14:10, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Surrealisto por partida doble y bienvenido a esta bitácora.

José Luis Corral colaboró con Pigaliraina en la presentación de la obra, una manera de promoción que unió al actor y al historiador en una perqueña escena inventada e improvisada.

Bitácora es el término que se utiliza en castellano, frente al más popular anglo de Blog.

Además de la acepción que comentas, existe la expresión "cuaderno de bitácora", que es el libro dónde el capitan del barco anota los aconteceres de la navegación.

Salu2 Córneos

 
At 31 mayo, 2009 14:11, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Quidam Lector

Gracias por la información.

Salu2 Córneos.

 
At 31 mayo, 2009 14:12, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mamen

Yo también voy a ir esta domingo al teatro porque... tal y como lo cuento jajajajajajaja

Salu2 Córneos y un abrazo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home