La curvatura de la córnea

27 marzo 2009

Dos en conserva


Una escalera fue el último accesorio que compré para la cocina. Todos los días la despliego, asciendo sus tres peldaños de plástico y elijo de la alacena una lata de conserva que a veces es de verdura, otras de pescado y los jueves de cocidito madrileño. Ese gesto diario, inflamado de optimismo, se erige como el único momento rebelde de la jornada y me eleva fuera del mundo real, sus miserias y sus pleitesías, si, todo eso con solo subir tres escalones de plástico azul y tener entre mis dedos un bote de albóndigas.
Tranvía Teatro, compañía titular del Teatro de la Estación, presenta la obra “Dos en conserva”, un texto fresco y dinámico que se revela como el inductor para afrontar el importante reto de analizar nuestra propia realidad, una práctica de filosofía existencialista que se desarrolla desde la brillantez del lenguaje teatral como si el escenario fuese la vida, ¿o era al revés? como si la vida fuese un escenario. Es lo mismo, en esa disposición simétrica de imágenes enfrentadas, dónde la ficción y realidad se diluyen, dónde los personajes y el público alcanzan el mismo rol, es ahí donde el dúo arquetípico del listo y el tonto, el Clown y el Augusto, el gordo y el flaco, nos muestran dos maneras diferentes de enfrentarse a las grandes preguntas de la vida: El miedo a la libertad, la prevención ante lo desconocido, la asunción de los patrones establecidos y siga usted con la lista. Porque, seamos sinceros, si alguna vez, por casualidad, desenfreno o rabieta nos hemos instalado fuera de los convencionalismos… ¿Qué ha ocurrido? ¿Cuánto tiempo hemos tardado en abandonar el experimento y regresar a la seguridad de nuestras vidas enlatadas y sanseacabó? Yo, todos los días bajo los tres escalones de plástico azul para sentir la seguridad que me cobija en la lata de sesenta y cinco metros cuadrados de crédito hipotecario.
Rafael Campos, como autor de la obra, nos propone una reflexión vital sobre la valentía, o no tanto, que supone abandonar las rutinas en las que compartimentamos horarios, aficiones y fiestas de guardar, la monotonía de nuestras vidas enlatadas o, como sugiere el poeta Ángel Guinda:
"Ustedes tienen la vida organizada en cajas. Nacen y les depositan en una cajita, su casa es una caja, y las habitaciones son cajas más pequeñas. Suben a la casa en una caja, bajan a la calle en una caja. Viajan en una caja. Duermen y hacen el amor sobre una caja. A través de una caja ven el mundo. Cambian de casa: lo meten todo en cajas. Los Bancos y las Cajas hacen caja. Y cuando mueren les introducen también en una caja."
La dirección de Cristina Yánez tiene el valor de crear un mundo nuevo dónde el texto respira, vive y crece hasta ocupar todos lo átomos del teatro, un universo que nace al cobijo de un espacio escénico atractivo y funcional con sabor a dibujos animados y poblado de multitud de detalles que nos ayudan a sumergirnos desde la mecánica corporal del maestro Chaplin hasta el teatro del absurdo, pasando por momentos dónde el silencio deja sitio para el matiz interpretativo y una excelente construcción de los dos personajes que se relacionan entre ellos por los imprecisos caminos que van de la confrontación al cariño.
La piel y la palabra de Pit y Pot son responsabilidad de los actores Jesús Bernal y Miguel Pardo, ambos interpretes dan veracidad y solidez a unos personajes que necesitan la credibilidad de la epidermis en los aspectos gestuales, y una apabullante solidez verbal para sustentar sin titubeos el debate filosófico que entre bromas y veras nos propone el texto en forma de cadenciosas divagaciones, o de diálogos muy rápidos y fluidos. Los dos actores, perfectamente cómodos en ese baile de diferentes ritmos y tesituras, consiguen empastar a la perfección sus interpretaciones hasta conseguir un conjunto unitario, atractivo y de alta calidad.
“Dos en conserva” es una estupenda comedia que utiliza el bálsamo del humor para, como dice Rafael Campos en el folleto de mano, mostrarnos como la vida a veces parece el reflejo de una broma descomunal.



“Dos en conserva”
Teatro de la Estación.
C/ Teniente Coronel Pueyo 8-10 (Zaragoza)
Reserva telefónica de entradas: 976 46 94 94


Del 26 de marzo al 5 de abril
Jueves, viernes y sábado: 21:00 h.
Domingo: 20:00 h.

Etiquetas:

6 Comments:

At 27 marzo, 2009 10:47, Anonymous María said...

Estimado Javier. Me gustan mucho tus escritos,y te estoy muy agradecida porque con tus enlaces me descubriste a otras personas que escriben maravillosamente como José Marco y Paula. Por cierto echo mucho de menos a Paula ¿por qué no escribe? ¿volvera?. Su poesía es deslumbradora y las principales editoriales de poesía de este país no debería de dejarla escapar y darla a conocer porque dejaría boquiabiertos a muchos. Un saludo.

 
At 27 marzo, 2009 11:48, Blogger Javier López Clemente said...

Hola María y bienvenida a esta bitácora.

Es una buena noticia que desde estas páginas hayas descubierto dos formas de escribir tan distintas y sin embargo muy interesantes.
Sobre el silencio de Paula nada puedo decirte, a veces pienso que esta recolectando poemas para alguno de esos editores que citas, en cualquier caso sus seguidores la han descubierto en internet y ahí nos gustaría seguir disfrutando de sus versos.
Si me permites un consejo, vísitala y hazle esta misma pregunta en su bitácora, tal vez allí encuentres la respuesta. Y si, esa chica tiene algo en su forma de escribir que cautiva.
En ese aspecto te voy a recomendar un enlace porque en esta bitácora también guardamos sus versos, fue el cuatro de marzo del 2008, espero que te guste:

http://lacurvaturadelacornea.blogspot.com/2008/03/en-las-orillas-del-mundo.html

Salu2 Córneos

 
At 30 marzo, 2009 23:24, Blogger George said...

Yo tambien he visto "Dos en conserva" y coincido contigo en que un buen texto junto a una brillante interpretación hacen un conjunto fabuloso.

A veces te das cuenta que los grandes trabajos no solo estan en los grandes teatros.

Sin duda recomiendo ver esta obra.

Mis felicitaciones a esta pareja de actorazos.

 
At 31 marzo, 2009 23:42, Blogger Javier López Clemente said...

Hola George

Los grandes actores sólo necesitan las tablas para triunfar.

Salu2 Córneos.

 
At 07 abril, 2009 21:41, Anonymous Anónimo said...

Gracias a javier por sus comentarios y a todos los que habéis contestado. Para nosotros es un placer que os haya gustado la obra que no pretende otra cosa que reflexionar sobre nosotros mismos.
Y es cierto, no todo el gran teatro se hace en los grandes teatros.
Nos atreveríamos a decir que en los pequeños teatros es donde se respira todavía la esencia misma del teatro que no es otra que la comunicación, la reflexión y la búsqueda de la belleza.
Gracias de corazón

Equipo artístico y técnico de "Dos en Conserva" Tranvía Teatro

 
At 10 abril, 2009 16:05, Blogger Javier López Clemente said...

Hola a los artístas, a los que se ponen bajo los focos y a los que están detrás.

En esta bitácora siempre que un artista nos visita hacemos fiesta, así que estamos de enhorabuena.

Gracias a todos vosotros por combinar lo divertido con la reflexión, el teatro debe ser ese lugar en el que reir y encontrarnos con la vida.

Salu2 Córneos, abrazos y ¡que coño! MUCHA MIERDA.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home