La curvatura de la córnea

04 enero 2009

Escombro "Pueblos Fantasmas"

“Pueblos Fantasmas” es el primer trabajo discográfico de Escombro, una grabación que toma el relevo a la maqueta que grabaron en el 2007, de la que ya hablamos en esta bitácora, y con la que me atreví a hacer un video clip (pelín cutre, es cierto)
Los componentes de Escombro abren el cuadernillo del compacto con unas líneas dignas de reflexión, una potente reivindicación para con el nombre del grupo: “Escombro (sin K)” Toda una declaración de principios que les acerca a la reivindicación sincera, a la postura natural de quien no necesita de artificios mercadotécnicos de dudosa radiKalidad para presentarse con las armas contundentes del rock, un estilo musical que tantos apellidos atesora. Ellos no se decantan por ninguna de las etiquetas posibles, aunque recuerden que “hay quien dice que Escombro es Rock Rural” Yo en ese punto disiento.
La procedencia del grupo no debería abocarles a la inevitable etiqueta de rural. Escombro nació en los pueblos de las Cuencas Mineras de Teruel, pero sus mensajes, canciones y actitudes están muy lejos de lo que los urbanitas añoramos como rural, ese bucólico sueño de regreso a las raíces que muchos anhelan (“Pensaste que la ecología era algo más”). Escombro hace rock y punto, con la misma energía de cualquier grupo de cualquier barrio de cualquier ciudad. Sus letras nos hablan de sus vivencias (“Miserables pasan los días”), de sus sueños (“¡¡Cómo me gustaría volar!!”), del pasado minero de cuando el carbón era la panacea del desarrollo (“La gente acudió y con firmeza la comarca creció”), de la reivindicación de vivir de otra manera ahora que las galerías están abandonadas (“El trabajo acabó: las minas cerraron la comarca murió”), tiempos de cambio, tiempos de cambiar el lignito de las vetas por el escombro del abandono, del orgullo de asentarse en el terruño (“Algunas veces, en medio del campo se puede escuchar la paz como crece”), de los inconvenientes de la vida en un pueblo (Otra noche, otra vez de regreso al pueblo. La putada que es volver de nuevo al agujero”), un baño de realismo, (“Nos empapan de mentiras, nos invaden con sus modas para conquistar nuestras mentes, nuestras vidas”) de cómo las drogas (¿Qué ha pasado con tu vida? ¿Cuándo se empezó a torcer?”), los inmigrantes, la pobreza (“Dijeron que sólo querían dormir, y casi llamamos a la Guardia Civil. Y luego el domingo iremos a rezar por los oprimidos, por la paz mundial”), y la globalización (“Nacimos, somos y nos sentimos de las Cuencas Mineras, pero a día de hoy ya somos universales”) son fuente de inspiración para quienes se gana el jornal en la cabina de un tractor, en los turnos de una fundición o en los altares dónde la voz de un cura suena tan diferente a la jerarquía que lo acoge.
“Pueblos Fantasmas” atesora trece canciones grabadas en “Producciones Sin/Con Pasiones” bajo la batuta de Pedro Oliver, una producción cálida, que deja espacio a las excelentes melodías, preserva interesantes punteos, acertadas líneas del bajo y batería, y algunos matices en la voz que mejoran las versiones iniciales de la maqueta. Un trabajo que compacta y da fuerza a unos temas que Escombro ha machacado en pabellones, porches y cocheras.
“Por nuestros pueblos: Resistencia. Para nuestros pueblos: Vida, dignidad y futuro”

Etiquetas: ,

4 Comments:

At 05 enero, 2009 10:21, Blogger Gubia said...

Desde un pueblo pequeño, me uno al mensaje de resistencia; es complicado mantener vivo un pueblo cada vez somos menos y las industrias se alejan de aquí. Un abrazo y suerte a este grupo.

 
At 05 enero, 2009 12:47, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia

Es necesaria la voz de los que de verdad viven en los puelbos, quienes los mantienen en pie para que en verano se llenen de urbanitas dispuestos a gastar recursos, exigir servicios y colgarse el cartel de "rural"

Salu2 Córneos.

 
At 06 enero, 2009 10:30, Anonymous Anónimo said...

¿Nuestras raices donde estan en el asfalto o en la tierra del pueblo?
¡Larga vida a nuestros pueblos que de alli salen los filetes con patatas.
Anónimo de otras veces.

 
At 07 enero, 2009 15:42, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Anónimo de otras veces.

Pues no lo se, supongo que cada uno tiene las raices allá donde nació, tan auténticas son las raices urbanitas como las rurales.
Otra cosa es esa extraña moda de soñar con lo rural durante las vacaciones y vivir lo urbano el resto del año, y ya no digo soñar, que esto esta bien, lo malo es "interpretar" lo rural desde lo urbano y dejar sin voz a los verdaderos protagonistas de nuestros pueblos: Sus habitantes, por eso es importante la voz de Escombro.

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home