La curvatura de la córnea

29 junio 2008

Alanis Morissette

Alanis Morissette ha vendido más de 60 millones de discos a lo largo y ancho del mundo y esto es una paradoja cuando las dos únicas grabaciones de las que dispongo de la cantante canadiense en mi discoteca son grabaciones caseras. Recuerdo muy bien como las conseguí. Fue un mes de septiembre de hace diez años, era el último día de las fiestas de Utrillas y los grabé en el ordenador de mi cuñado. Los discos pertenecían a la actual Doctora García Roche que por entonces sólo era Sandra.
Tuve buenas vibraciones al llegar al Anfiteatro 43, en los altavoces sonaba Beck y eso era una buena señal. Justo antes de comenzar me encontré con Mar. Mar es una chica capaz de ponerse una cinta en el pelo que vaya a conjunto con el logotipo de sus gafas, a sus 24 años recién cumplidos desconoce que esa preocupación por la combinatoria cromática es un trabajo inútil porque con su sonrisa, la sonrisa más bonita, más grande y más blanca del mundo sería capaz de romper todos los corazones que se propusiera. Deshicimos un entuerto de esos que se provocan por correo electrónico del dónde tu entendiste “digo” yo quería decir “Diego”. Todo solucionado antes de los primeros compases.
Desde este teclado no puedo elegir cual de todas las Alanis que he visto esta noche me ha gustado más, si la folk de la armónica, la grunge de guitarras poderosas, la intimista de las baladas con sólo de piano o la de esas canciones intensas que van creciendo y creciendo hasta convertirlas en cantos heroicos. Alanis Morissette ha desarrollado un concierto espectacular con todos esos formatos, acompañada por una banda flexible con las etiquetas musicales y dinámica en el escenario. Una actuación de altos vuelos.

6 Comments:

At 29 junio, 2008 13:12, Anonymous Patricia said...

Esta mujer consigue emocionarme cada vez que la escucho.
Me quedo con las baladas intimistas :-)

1bsote!

 
At 29 junio, 2008 14:26, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Patricia

Alanis tiene una tonalidad en su voz muy particular que la hace única, ayer, cuando miraba las pantallas me parecio verla feliz y disfrutando tanto como el público.

En uno de los bises se marcó una baladita de voz y piano que me pusieron los pelos de punta. Un lujazo.

Salu2 Córneos

 
At 29 junio, 2008 21:51, Anonymous Mar said...

Javi que grande eres,gracias por perdonarme te echaba mucho de menos.
muakkkkkkkkkk

 
At 29 junio, 2008 21:55, Anonymous laMima said...

Cuanto me hubiese gustado verla..es una de mis cantantes favoritas. Intenté llegar a su sonido desde mi balcón pero, por desgracia, el viento no quiso soplar hacia mí.
Ayer que fui de viaje la escuché una y otra vez en el cd, para compensar supongo.
Me alegro de que gustase, no esperaba menos de ella.
Besos envidiosos.

 
At 30 junio, 2008 12:51, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mar, guapetona.

No había nada que perdonar. Los dos sabemos que mi comportamiento fue un poco infantil, la verdad, sólo lo hice para que me dieras un abrazo como el de esa noche.
:-)

Salu2 Córneos.

 
At 30 junio, 2008 12:54, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Lamima.

Dejo pasar la cuestión del viento, seguro que cuando los sonidos graves, gravísimos del espectáculo del iceberg comienzan, seguro que el viento te los mete en el salón, son las cosas de la metereología jajajajajajaja

Yo también estuve escuchando un par de discos pero el directo, jejejeej, es el directo.

Salu2 envidiosos y besos córneos, o algo así ;-)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home