La curvatura de la córnea

28 marzo 2008

Carmen con Guantes en las Noches Inenarrables


Una vez me contó un pajarico que en las Noches Inenarrables pasaban cosas como para contarlas. Pero claro, muchos de los visitantes de esta bitácora no saben sobre que versan las Noches Inenarrables, así que empecemos por el principio.
Las Noches Inenarrables son sesiones de cuentos para adultos coordinadas por Cristina Verbena, se celebran los últimos viernes de cada mes entre enero y junio, ambos inclusive (inclusive es una palabra que me gusta mucho) La sala infantil de la Biblioteca Pública María Moliner situada en la Plaza San Agustin de Zaragoza se transforma durante una hora, las mesas y las sillas de tamaño alevín dejan paso a otras más adecuadas a las dimensiones de esos seres humanos que alguna vez fueron niños y ahora son adultos.
La cuenta cuentos Carmen con Guantes se presentó, como era de esperar, con unos guantes. Eran unos guantes igual de rojos que el carmín de sus labios, estaban tejidos con ganchillo y con tanto esfuerzo que estaban sin terminar, porque los guantes rojos de Carmen con Guantes dejaban ver la punta de sus dedos.
La sesión de historias estaba dedicada a los perseverantes, esas personas con la virtud de la constancia que, a fuerza de ser persistentes, muchos de ellos acaban muy cerquita de la tozudez. Las palabras de Carmen con Guantes nos trajeron ecos circenses, el giro imperecedero de la arcilla sobre el torno del alfarero y los aromas de una buena sopa de piedras. Fue entonces cuando la mirada de la contadora se detuvo unos segundos en mi retina, sentí como sus ojos me llamaban y cuando me habó no dijo mi nombre porque yo había dejado de ser yo para convertirme, por el mágico arte de los cuentos, en un caballero de la Edad Media, propietario de un castillo, cabreado con mi vecino Don Nuño, dueño de una espada templada para la guerra, tocado por la pluma de un faisán y con Don Pero por nombre. Así, sin más ni más me encontré participando en el cuento que cuenta como Don Pero y Don Nuño tras muchos años de riñas y peleas… pero esta historia no es para contarla aquí, esta es una de las muchas historias que podrás encontrar en las Noches Inenarrables:
Biblioteca Pública María Moliner
Plaza San Agustín,2
Zaragoza
tlf.976 202156

A las ocho de la tarde en punto puntual puntualete.

Los últimos viernes de mes de enero a junio.

Contadores /as de distintas partes, que han hecho del contar una manera de vivir, nos invitarán a tomarle el gusto a las historias

25 Abril: Félix Albo (Alicante)
30 Mayo: Marta Escudero (México)
27 Junio: Paula Carballeira (Galicia)


4 Comments:

At 29 marzo, 2008 23:47, Blogger Ana Muñoz said...

hola javier!

he visto tu monólogo de la estación en el blog de luisa.

me encanta! qué cantidad de palos tocas, no? porompompóm!!

besos!

 
At 30 marzo, 2008 04:34, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Ana Manzana Munñoz

En esta bitácora, cuando entran los poetas, el resto de los mortales se levanta.

Luisa es un encanto, mira que colgar mi monólogo en un post que titula "Día Mundial del Teatro", eso es tener valor, si señor!!

Ya sabes... quien mucho abarca poco aprieta, ese debo ser yo.

Salu2 Córneos y besos!

 
At 31 marzo, 2008 11:22, Blogger Gubia said...

Te visito a diario y nunca dejas de sorprenderme, y gratamente. Chico, eres una joya por tu trabajo en todo lo que rodea la literatura, los libros, el teatro...sigue así. Un abrazo.

 
At 31 marzo, 2008 19:34, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Ya me sonrojaste de nuevo. Tendré que pensar en recompensarte después de tantos halagos, o porque eres una de mis visitantes asiduas y además con grado de veteranía. Muchas gracias son las que te tengo que dar yo a ti precisamente por no fallar en las visitas.

Salu2 córneos y un abrazo de piedras ;-)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home