La curvatura de la córnea

13 febrero 2008

El vestido azul

Ilustración de Rabodiga



Luisa Miñana me envió un correo en el que me pedía una colaboración para El Cronista en la Red, el mensaje llegó como un maná. Andaba esos días atribulado con un relato que intentaba superar la prueba propuesta por el poeta Ángel Gracia en uno de sus talleres, un ejercicio relacionado con los recuerdos. Pero las musas, siempre viene bien tener a mano a quien culpar de las deficiencias propias, impulsaron el texto hacia otros territorios que poco o nada tenían que ver con el camino señalado. El resultado fue un par de folios acelerados, enrevesados y periquitecleados para sortear con mala nota el embate.
Fue la invitación de Luisa Miñana la que me animó, así que retomé el texto y durante un par de semanas desbrocé sus arcenes más oscuros, oxigené las esquinitas por donde se colaban adjetivos molestos y ahuyenté con la guija a las expresiones resabiadas que se habían instalado entre párrafos. Cuando lo di por terminado me encontré con un problema: La editora me aconsejaba que buscara una ilustración. Inicié las pesquisas cargado de dudas, desorientado y cierta zozobra de secano, la travesía recién había comenzado cuando un comentario en La Mirada de la Córnea llevó hasta mi casa a la ilustradora perfecta. Rabodiga me agradecía que hubiera publicado uno de sus stencil con el título de “do you feel Rabodiga?” tras el primer contacto visioné con atención su obra y no tuve dudas, le envié el texto y ella tuvo el gesto de regalarme la magnífica ilustración que encabeza esta entrada.


Te invito a viajar hasta “El vestido azul” un relato publicado en el número 16 de El Cronista de la Red.

10 Comments:

At 13 febrero, 2008 22:12, Blogger Luisa Miñana said...

Es un placer y un honor que estés con nosotros. Espero que se repita.
Un beso.

 
At 14 febrero, 2008 12:11, Anonymous Antonio Pérez Morte said...

Es un placer y un honor que nos hayas invitado a compartir este relato. Me ha gustado. Como dice Luisa, repite.

Salu2...

 
At 14 febrero, 2008 13:10, Anonymous laMima said...

Jolín, venía precisamente a dejarte un mensaje porque leí ayer tu relato y me encantó.
Uf, me dio cosilla....
Repite, por supuesto.
Saludoooooos

 
At 14 febrero, 2008 13:49, Blogger Gubia said...

Precioso relato, enhorabuena y a seguir creando. Un abrazo azul como el vestido.

 
At 14 febrero, 2008 22:26, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Luisa.

Reconozco que ando detrás de proponerte una segunda colaboración, tengo que sentarme a madurarla un poco y ya veremos. Para mi ha sido una enorme satisfacción compartir espacio con todos los autores que han colaborado en el Cronista de la Red.

Salu2 Córneos.

 
At 14 febrero, 2008 22:27, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Antonio.

Me alegra que te haya gustado el texto y si, me gustaría repetir pero en otro formato.

Salu2 Córneos, poeta.

 
At 14 febrero, 2008 22:28, Blogger Javier López Clemente said...

Hola LaMima.

Si te dio "cosilla" la lectura de "El vestido azul" puedo estar contento porque esa es la finalidad del texto... dar cosilla.

Salu2 córneos

 
At 14 febrero, 2008 22:29, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Gracias por la enhorabuena y, ya lo sabía, lo se desde siempre... tus abrazos siempre han sido azules
:-)

Salu2 Córneos.

 
At 15 febrero, 2008 12:16, Anonymous Mamen said...

He leído tu relato...es duro.
Un saludo.
Mamen

 
At 16 febrero, 2008 17:06, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mamen.

No recuerdo el número de mujeres asesinadas a manos de amantes, maridos, novios y otros despojos. Si el relato es duro es para que no olvidemos esa lacra.

Salu2 Córneos y gracias por la visita.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home