La curvatura de la córnea

15 noviembre 2007

El Calamar Bravo

El Calamar Bravo es todo un clásico de la calle Moneva de Zaragoza. Sin lugar a dudas el bar con más camareros por metro de barra en el que yo haya estado, además del servicio de bandeja para los medios toneles empotrados en la pared de un local tan pequeño pero con tanta solera. El éxito se sustenta en una ecuación muy sencilla: Un excelente bocadillo de calamares a un precio razonable.
Durante mis años de estudiante fui un cliente habitual de miércoles, era el preludio ideal para la sesión de cine nocturna y la mejor opción para cenar si la película había sido vespertina. La combinación perfecta era ir en compañía para, además del bocadillo, compartir una ración de papas bravas. Todavía voy con asiduidad pero desde hace tiempo estaba preocupado por su situación urbanística. Al parecer, y según se puede ver en su fachada apuntalada, el edificio esta esperando una reforma integral para la venta de apartamentos, oficinas o vaya usted a saber, tan sólo el bar aguantaba acompañado por la riada de clientes que en él nos damos cita para consumir en su interior o para llevarse ese manjar en forma de bocadillo.
Pero la resistencia llega a su fin. Migue fue ayer hasta el centro para hacer algunas compras y tuvo la brillante idea de traerme un bocadillo de calamares bravos. La alegría gastronómica se quedó en menos cuando me dijo que un cartel anunciaba el traslado de El Calamar Bravo para abril del 2008 a la calle Cinco de Marzo.
No podemos valorar como le sentará a este emblemático bar cruzar el Paseo de la Independencia, pero aún tenemos unos meses para disfrutar de su actual localización.


15 Comments:

At 15 noviembre, 2007 16:50, Anonymous Mar said...

Javi,muchas gracias por la informacion,la tendremos muy en cuenta para ir antes de que lo trasladeb pero tambien despues de eso.
Mar

 
At 15 noviembre, 2007 17:05, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mar.

ay ay ay, siempre hablando de tomar un café y resulta que lo que más te gusta son los calamares bravos :-)))

Salu2 córneos, guapa.

 
At 15 noviembre, 2007 17:26, Anonymous Anónimo said...

Ahh.... que buenos recuerdos, esos dias de calamar y cachondeo. Cuantos bocadillos habre comido alli con los amigos, y que poco nos cansabamos de pedirlos. Viendo la noticia me han entrado unas ganas enormes de volver, que hace tiempo que no paso por alli, de hecho Mar me acaba de decir que podemos ir esta noche, y asi lo haremos. En ningun sitio de Zaragoza hacen unos calamares bravos tan deliciosos, jugosos y tiernos, si olvidar el pollo bravo y los mixtos. (Por favor Gerencia del Calamar Bravo, creo que me he ganado una comision, no?), asi que si quereis disfrutar de uno de los sitios mas emblematicos y caracteristicos de nuestra ciudad, no olvideis cual es vuestra parada obligatoria, El calamar, Bravo!!
Saludos a to2.

Paul (Novio de Mar, Oceanos de amor :P )

 
At 16 noviembre, 2007 12:48, Anonymous laMima said...

Mecachis, ya me entra hambre otra vez.
Me matas de la muete..
PD confía en esa cocina

 
At 16 noviembre, 2007 15:12, Blogger Eryx Bronte said...

Chico sólo llegan noticias de cambios de Z, un día volveré y no sabré donde tomar una caña. Abrazos.

 
At 16 noviembre, 2007 16:13, Blogger Gubia said...

Buen provecho y a disfrutar de los bocadillos de calamar bravete, y cuando cambien de lugar a seguir fieles a ese bar de tanta solera, digo yo.Un abrazo.

 
At 16 noviembre, 2007 16:19, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Paul y bienvenido a esta bitácora.

Me alegro que el post os haya animado a ir de nuevo a por uno de esos bocadillos.
Pero la clave ha sido mencionar el Pollo Bravo, bien Paul, bien. Estuve tentado de mencioanrlo en el post pero no me pareció conveniente: La tarde perfecta consistía en jarra con bocadillo de calarares en el Calamar Bravo y jarra con bocadillo de pollo bravo en el Pollo Bravo, de esas heroicidades ya no soy capaz.

Salu2 córneos y me alegro que ser novio de Mar te lleve a esos oecános de amor.

 
At 16 noviembre, 2007 16:21, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Lamima.

jajajaaj supongo que entrar al mediodía en la bitácora y encontrarte con los recuerdos de los calamares debe ser muy duro.
jajajajaaj
Confio, confio en esa cocina pero ya sabes, a veces un traslado mata la idea, el sabor del local, lo diminuto de la calle... Esperemos que eso no ocurra

Salu2 Córneos y que aproveche ;-)

 
At 16 noviembre, 2007 16:22, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Erix

Algo que te puedo asegurar, cuando llegues a Zeta seguro que no la conoces: La Expo esta cambiando su fisonomía ribereña, ya verás, ya verás. Eso sí un par de cañas se pueden seguir tomando en las zonas tradicionales jajajajaja

Salu2 córneos.

 
At 16 noviembre, 2007 16:23, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Gracias por el buen provecho y seguiremos siendo fieles, no nos queda otra :-)

Salu2 Córneos y un abrazo.

 
At 17 noviembre, 2007 18:32, Blogger Alejandro said...

Es el único sitio donde he pedido un bocadillo de patatas bravas...Si sigen haciendo los calamares y las papas igual no creo que cambie nada...

No se porque,pero me ha venido a la cabeza la cerveza con limón de los Espumosos...sabrosa melancolía.

 
At 17 noviembre, 2007 18:39, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Alejandro.

¡¡Un bocadillo de papas bravas!!

No estoy seguro si eso te hace fino degustador o freak de la pradera jajajajajajajajajajaja

Esperemos que no cambie nada.
Yo era más de los Picatas que de los Espumosos, ya sabes, vasos de cinco litros frente a cerveza con limón ;-)

Salu2 córneos.

 
At 17 noviembre, 2007 19:03, Blogger Ana said...

Tiene guasa que se cambien en ABRIL a la calle 5 de MARZO...ya puestos a mudarse, podían adelantar la fecha para festejar los aniversarios con la calle.

No sé cómo serán ahí los bocatas, en Madrid los bocadillos de calamares estaban buenísimos.

 
At 17 noviembre, 2007 19:20, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Ana y los cuentos.

Siempre asociando palabras, que bueno, ya te veo inspirada en un cuento que hable de un calamar que se equivó de mes y de día. ;-)

Es cierto, yo tengo un leve recuerdo infantil de un bar muy estrecho y muy largo de Madrid en el que se pregonaban los bocadillos de calamares más o menos así: "En el fondo más barato señores, en el fondo más barato" y yo tiraba de la chaqueta de mi padre.

Tenía olvidada esta imágen, gracias Ana, que además de convocar cuentos, convocas recuerdos.

Salu2 Córneos.

 
At 29 marzo, 2015 15:40, Anonymous Anónimo said...

Javier, lo que te follabas un bocata del Calamar y otro del Pollo Bravo con sendas jarras de cerveza no te lo crees ni tu. Mentiroso!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home