La curvatura de la córnea

12 septiembre 2007

El arma secreta

Hoy, como cada mañana, me he levantado con el firme propósito de transitar por la vida como si el realismo mágico hubiera abandonado los libros para pegarse a lo cotidiano y darle el relumbrón de lo nuevo. Nada nuevo ha ocurrido en el aseo diario, el desayuno ha sido como el de todas las mañanas, sin embargo, la compra en el supermercado ha sufrido una excitante variación: He comprado Tabasco con el que pienso aliñar la salsa de aguacate para la ensalada, pero han pasado más de dos horas y ni llueve gotas amarillas, ni los peatones sobrevuelan los pasos de cebra, ni la panadera me ha guiñado el ojo lasciva y etérea.
El buzón estaba lleno de publicidad y un aviso de llegada del servicio de correos me anuncia que un paquete contra reembolso me espera en sus dependencias. Intento asombrarme pero es en vano, no es ninguna sorpresa, yo mismo hice el pedido de esa camiseta que me llega desde Oregon. He recogido la ropa del tendedor, he planchado los pantalones blancos con los que mi mujer despacha pescado y he doblado las camisetas rojas con las que sueño una maratón por el tercer cinturón tres días por semana. En la radio hablan de una niña desparecida, es la niña de la mirada extraterrestre, cambio de emisora en busca del house latino que modifique el ritmo cardíaco de esta mañana diluida en lo cotidiano. Otro día cotidiano, otro fracaso mágico, otra jornada sin imaginación, otra mañana sin relato. Pero hoy puede ser diferente: Tengo en la recámara el arma secreta del Tabasco.

12 Comments:

At 12 septiembre, 2007 15:43, Blogger La interrogación said...

Échale, échale bien y verás como te viene la inspiración a raudales y entre lagrimones.
Salud!!

 
At 12 septiembre, 2007 15:57, Blogger maite said...

ya abriste ventanas?

 
At 12 septiembre, 2007 16:48, Blogger Gubia said...

¡La cotidianidad ataca de nuevo!tatatachan, bienvenido a este nuevo estado de ánimo,jajaj. Es broma, seguro que todo pasa. Un abrazo.

 
At 12 septiembre, 2007 19:40, Blogger Fernando Sarría said...

debajo de todas las palabras hay un río..el tuyo hoy trae un cierto sabor conocido...por eso te he hecho un poema...recogiendo de tus aguas...espero te parezca bien...

No sé cuantas veces hemos de desnudar el fracaso.

La aparente derrota ante lo cotidiano

reabre las compuertas de la niebla.

Es posible que todo tenga que ver

con la imprescindible necesidad de respirar

el aroma a bosque de tu pelo

en la madrugada de cualquier día,

cuando dormida junto a mi,

llenas con su fragancia la alcoba,

mientras yo sostengo,

en el desierto de las horas,

todas las fuentes del amanecer.


Pero tú no estás.


Estoy solo en este final de verano.


Algo me dice que la sensación de soledad atrae la lluvia,

y nada de lo que me vaya conduciendo al mediodía

dejará de tener el sabor provisional

que tienen las cosas cuando tú te has ido.




abrazos
f.

 
At 12 septiembre, 2007 22:51, Blogger Ana said...

Recoge la ropa del tendedero...y la dobla!! eso no es realismo mágico? no escuchaste cómo el pantalón, las camisetas y la ropa que llevabas puesta, cotilleaban sobre la posible mancha de tabasco... todas las microfibras de algodón se encogieron sólo de pensarlo. ;-)

 
At 13 septiembre, 2007 00:46, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Interrogación.

Ya verás, ya verás en la segund parte de la historia como las lagrimas eran lagrimones ;-)

Salu2 Córneos.

 
At 13 septiembre, 2007 00:48, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Maite.

Me cuesta mucho abrir las ventanas. Esta mañana no me quedó más remedio porque tuve que recoger la colada pero no se, me parece que poco va a entrar y es posible que se vaya lo poco que hay.

Salu2 córneos.

 
At 13 septiembre, 2007 00:49, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

Vale, soy un quejica, es cierto pero tal vez me ayude a serlo el bálsamo que tú me das. Muack.

Salu2 Córneos y un abrazo

 
At 13 septiembre, 2007 00:52, Blogger Javier López Clemente said...

¡Don Fernando me va usted a sonrojar!

Recuerdo que me aconsejaste escribir un relato sobre "cuando ella se va" o mejor "de cuando ella no esta" En esa línea algo tenía escrito hace tiempo pero la idea se evaporó entre mi despiste congénito. Ha sido una gran suerte porque ha llegado uno de sus poemas.................
"por eso te he hecho un poema... recogiendo de tus aguas" Eso has escrito y yo, yo voy a pasar otra noche sin dormir de la alegría.
El ritmo de los versos es genial, la cadencia justa y el vaivén preciso.

Gracias Fernando por este regalo

 
At 13 septiembre, 2007 00:55, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Ana.
jajajajajajaaja no, recoger y doblar ropa no es realismo mágico, aunque el que esto escribe sea un señor, ay ay ay.

Tal vez debería haber estado más atento a las señales que citas y tal vez me hubiera evitado la segunda parte de la historia.

Salu2 Córneos.

 
At 19 septiembre, 2007 07:45, Blogger Conciencia Personal said...

...Y que es Tabasco??? en México es una salsa y una ciudad...

p.d. iré a leer la segunda parte, quizás de con el arma secreta del Tabasco.

 
At 20 septiembre, 2007 19:02, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Monique.

Efectivamente tendrás que leer la segunda parte :-) porque además de una ciudad y una salsa el Tabasco...

Salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home