La curvatura de la córnea

20 septiembre 2007

Caótica Ana

Julio Medem vuelve a fiel a su estilo: Una historia escrita con llave inglesa para dar una vuelta de tuerca al tornillo de la narración
La primera vez que conté hacia atrás fue sentado en el sofá de escai de cuando vivía en el Barrio del Piojo, estaba frente a la televisión en blanco y negro, y 10, 9, 8, 7… hasta el 0. Un cohete despegó en busca de la órbita lunar
En Caótica Ana también se cuenta al revés. Julio Medem lo hace en el guión para mostrarnos la vida de Ana, una vida por recorrer, una vida siempre hacía adelante, y sin embargo caminito, caminito, no hace otra cosa que dirigirse al inicio, al principio, al origen primigenio de todo, a la concepción de la vida.
Anglo no necesita el cinematográfico péndulo para hipnotizar a Ana, a él le basta con decir muy despacito la misma retahíla que pregonaban los de la NASA en el Cabo Cañaveral de mi infancia y 10, 9, 8, 7… hasta el 0. Cada hipnosis consigue una regresión a la historia, al rosario de atrocidades cometidas por los hombres, el retorno a caverna de la de la sangre, la lucha y la muerta. Una carga dura de llevar, el peso de la especie a lomos de la hembra ancestral, más preocupada por encontrar el amor eterno que por descubrir las profundidades de la vida. Pero la vida de Ana no le pertenece a ella, es un viaje necesario hacia la muerte que da sentido a la vida “Si fuéramos inmortales no amaríamos apasionadamente” y es en ese final, en el pavor de la muerte, el lugar idóneo para pensar que nuestros días no terminan en el vacío, al contrario, la muerte es el acto supremo en el que vertimos todas nuestras experiencias al caldero de la vida. Un final feliz pese a todo. No es mala conclusión para los que pensamos que el verbo de la biología no se conjuga bien en el camposanto. Pero no es un final fácil, al fin y al cabo todos deberíamos buscar una vela a la arrimar los vientos de la vida, un cabo al que atar nuestra experiencia. En ese punto de la historia no dejo de pensar en la inutilidad de mi vida, en la lucha estéril que significa no encontrar a la Caótica Ana de mi vida, una mujer inteligente que recoja los escasos legados de mi existencia.
La película de Meden te invita a traspasar multitud de puertas multicolores que preceden infinidad de recorridos mágicos, sendas por la que sólo pueden caminar mujeres, putas, mitos, diosas y brujas, ellas, las poseedoras del don de engendrar a los hombres buenos que alguna vez cambiaran el rumbo de la vida, y Ana es la más moderna de sus representaciones.



12 Comments:

At 20 septiembre, 2007 13:04, Blogger La interrogación said...

Y a mi que me gusta mucho el cine de este director. Suele escoger historias llenas de sensibilidad de introspección, de pensar. Suele escoger actores poco conocidos para que la película sea más auténtica. Aunque algunos de estos vayan después de estrellitas.
Me gusta su forma de ver las cosas y de contarlas.
Es de los pocos.

 
At 20 septiembre, 2007 15:12, Blogger mi despertar said...

JAVIER.............Aplausos

 
At 20 septiembre, 2007 19:06, Blogger Javier López Clemente said...

Hola La interrogación.

Suscribo. Me gusta mucho el cine de Medem porque consigue eso que tanto me gustaría a mi: Encontrar el camino para hacer de la realidad un lugar mágico, moldea sus guiones hasta conseguir una narración particular, única e imaginativa. Un talento y además me encanta como se explica en las entrevistas.

salu2 Córneos.

 
At 20 septiembre, 2007 19:07, Blogger Javier López Clemente said...

Mi despertar... los aplausos son el alimento del artista, ay, ¡que bonito sentirse así! Gracias.

Salu2 Córneos.

 
At 21 septiembre, 2007 01:07, Anonymous goulds said...

Hola. No he visto la película porque estoy muy desinformado ultimamente pero voy corriendo a poner remedio.
Por lo que cuentas me ha recordado a este corto: http://www.youtube.com/watch?v=jg0oIY_a4j4
Si teneis un rato poneroslo porque es IM-PRE-SIO-NAN-TE.
Saludos

 
At 21 septiembre, 2007 11:54, Blogger Gubia said...

Algunas veces el cine de Medem me resulta un poco extraño, puede que sea de esos que te hacen pensar y uno no está acostumbrado a hacerlo con nada de lo que nos ofrece el cine actual o casi nada. No he visto la peli, pero estoy animada a hacerlo y más al leerte...Ya sé que no te gusta sugerir nada, pero yo me lo auto sugiero. Un abrazo.

 
At 22 septiembre, 2007 02:22, Blogger Paula said...

"Engendraré un ejército de hombres buenos"

¿recuerdas esta frase? A mí me emocionó hasta la médula

Cuando terminé de ver la peli, no tenía nada que decir. Reyes y yo caminamos por el tubo, nos tomamos un par de cervezas, y nos fuimos a casa. En silencio. La película nos había conseguido dejar en silencio.

Brindo por ello

 
At 22 septiembre, 2007 16:50, Blogger maite said...

Hola Javier, aún no la he visto, pero queria decirte que hasta ahora he leído críticas contrarias a la tuya, ya te contaré, me quedo con tus palabras,
buenas vacaciones!

 
At 26 septiembre, 2007 23:18, Blogger Javier López Clemente said...

Holal Goulds.

Efectivamente, un ejercicio brillante de esa máxima que corré por ahí que afirma eso de que al revés viviríamos mejor.

Desde luego la diferencia con la peli es que, aunque la cuenta vaya al revés, la acción es hacia el futuro, un lio jajajajaj.

Salu2 Córneos.

 
At 26 septiembre, 2007 23:19, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.

:-) Efectivamente, yo diría que no me gusta recomendar ni libros, ni pelis pero, si, si, si, me muero por sugerir.

Salu2 Córneos.

 
At 26 septiembre, 2007 23:21, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Paula.

Esa frase es el meollo de la cuestión. Más importante que el poder es la convicción de engendrar hombres buenos. Esa es la fuerza de las mujeres, para bien o para mal.

Salu2 Córneos y shssssss.

 
At 26 septiembre, 2007 23:24, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Maite.

Lo mío no intenta ser un crítica, yo no soy crítico, soy espectador y como tal intento contar mis percepción de la peli.
El cine de Medem me gusta mucho y entro con facilidad en los juegos que nos propone, eso es una ventaja que no tienen los críticos, pero ya sabes, todos al salir de cine tenemos la potestad de juzgar... y gracias por quedarte con mis palabras.

Salu2 Córneos de vuelta de vacaciones.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home