La curvatura de la córnea

15 agosto 2007

Los silencios del faro

La bitácora de Fernando Sarría se ha convertido en mi oasis literario para el verano, la atalaya poética de Zeta y el territorio mítico dónde encontrar un poema casi diario. En sus líneas me introduzco en busca de una ración de lirismo, sin embargo, inmerso en sus aguas, casi siempre terminó caminado por las veredas de la reflexión sobre el amor, la vida y el devenir cotidiano, ese mar en el que encontrar la belleza significa escapar de la mediocridad de estos tiempos de plasma, parabólica y zapeo TDT.

El juego del azar

Se va el suave día con su brisa de estancias
abotonando la camisa de la noche,
y en el refugio del crepúsculo,
encendidas las últimas nostalgias,
tú y yo convivimos,
sabiendo de antemano,
que a pesar de todos los silencios
no hay entregadas más cartas al azar
que las que siempre su mano ha poseído.

Fernando publicó este poema el seis de agosto, tras su lectura pensé en el juego del azar de la convivencia, en los silencios cuando todas las cartas están repartidas y en el vértigo de jugarte el amor una y otra vez.
Los juegos de cartas deberían ser silenciosos, un tapete dónde los faroles no sean ni verbales, ni gestuales, el terreno dónde las piruetas vengan determinadas por el azar. Pero ese silencio no es el más importante para el amor. El silencio más difícil para el amor es el de la mirada al otro lado de la mesa, el del beso de madrugada, el de conducir con ella a mi lado y disfrutar del silencio, sólo los faros, ni siquiera las estrellas.
Mi imagen entregada al silencio de los faros debió de gustar al poeta porque me prometió un “poema hermoso”. Y el poema llegó ayer. Ha estado en mi bandeja de entrada esperando a que me atreviera a leerlo. Era tanta mi alegría por este gesto que temía no estar preparado. Eso fue ayer, antes de la escapada a El Temple con unos amigos para disfrutar de una verbena de las de antes, beberme todo el ron con coca-cola y bailar y bailar y bailar.
Hoy es el día de la Virgen de la Asunción, tal vez por eso mi moral ha subido hasta las nubes dónde hemos comido pollo asado al estilo Döner Kebab del barrio. Después de la ligera somnolencia de la siesta he retozado con mi chica sobre cirros balanceados por la calma chicha de una Zeta tórrida y semi abandonada. El día transcurre con buenos presagios, así que he decidido que es un buen momento para disfrutar de los versos que me dedica el poeta de guardia de esta ciudad. Sólo tienes que pulsar play:

10 Comments:

At 15 agosto, 2007 19:17, Blogger Fernando Sarría said...

Gracias Javier...me gusta que lo hayas hecho después de bajar de los cirros balanceados...eso significa que algo de ese azul del cielo has traido en tus ojos y en tu voz para nosotros...un fuerte abrazo y ha quedado estupendo con tu voz, se nota que era para ti.

 
At 15 agosto, 2007 19:32, Blogger Luisa Miñana said...

He oido por primera vez este poema junto a la sombra nocturna de un magnolio, voz del poeta que se escucha sobre la brisa marina. Lo he vuelto a oir, perfeccionado, bajo el toldo vespertino del jardín, voz del poeta que se afirma. Y lo vuelvo a oir ahora, renacido en la voz para la que el poema se pensó: perfecto destino. Será verdad que cada poema necesita su voz y su rincón. Ha quedado soberbio.

 
At 16 agosto, 2007 02:20, Anonymous inde said...

Y luego resulta que te acuerdas de ellos y de que son unos gamberros... (especialmente Fernando, todo hay que decirlo)...

Y el poema te gusta más aún. Porque todos somos de mil colores y tenemos mil facetas. Y eso, todo eso, es un magnífico regalo de la vida. Y hasta yo, toda una petarda, soy una "mosquetera" y uno de los angelotes (¿o no tanto?) de Charlie.

No, si vais a acabar consiguiendo que me guste la poesía, ya veréis...

 
At 16 agosto, 2007 10:35, Blogger Fernando Sarría said...

;););)...tú Inde eres la más mosquetera de todas...quizás INma sea la más ángel...pero sois dos chicas estupendas y a mi me encanta teneros cerca...besos

Ch.

y al final te gustará la poesía...y yo soy un gamberro?

 
At 16 agosto, 2007 16:01, Blogger Gubia said...

Estoy de acuerdo contigo en eso de que Fernando es un gran poeta, al que también admiro y envidio sanamente.
Me parece todo un detalle esa dedicatoria hacia ti, que la disfrutes tanto como la verbena,jajaja.
Un abrazo.

 
At 17 agosto, 2007 12:15, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Fernando.

Es un hermoso poema para leer en verano. Gracias de nuevo.

Salu2 Córneos.

PD No me entretengo más que tengo ganas de volver a leer el comentario de Luisa Miñana (creo que lo voy a imprimir y colgarlo en el espejo del baño)

 
At 17 agosto, 2007 12:18, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Luisa.

"La sombra nocturna de un magnolio" ¡¡que bien suena!!

Describes un viaje poético que es el resumen de toda obra escrita. El autor escribe y repasa la obra, la entrega al lector y este la hace suya.

Gracias.

Salu2 córneos.

 
At 17 agosto, 2007 12:21, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Inde La Caja de los Truenos.

¿Así que estos chicos son unos gamberretes? jajajajaja

Nunca he sido un gran lector de poesía pero últimamente noto como soy capaz de destilar los versos, hacerlos míos, interiorizarlos con una fuerza muy diferente a otro tipo de literatura. La poesía cuando llega es más energética.

Salu2 Córneos y recuerda: Elvis is alive

 
At 17 agosto, 2007 12:23, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia

Poesía y verbena, no esta mal la combinación a la que yo añadiría una vueltecita por los cirros... ya sabes, a balancearse ;-)

Salu2 Córneos y un abrazo.

 
At 18 agosto, 2007 00:04, Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

ODA A LA LAVADORA AUTOM�TICA.



Oh, diosa del Olimpo de la Casa.
Noble chicharra.
Luchadora incombustible.
La Brigada de Mujeres Impacientes
te saluda
y da las gracias,
con voz tr�mula y verg�enza
por tu Linterna m�gica.
No sea cosa,
que el l�rico poeta
emblem�tico y brillante
diga ominosa
esta oda de amor y reverencia.
Centinela en metal,
libertaria de �z�ngaras�
en la siesta.
Si es l�cito compararte
al fiel cordero,
al marido amante,
te comparo
y que engulla el mezquino pilet�n
sus miserias,
su eco de pavor.
La libre expresi�n de
las paganas
fem�nidos grumetes manifiestos,
sea el Numen,
que el servicio que prestas
nos regala
a la grotesca inercia
de gaviotas
de avatares cotidianos
y laureles.
Te redimo y corono,
humilde bienhechora,
dispuesta a acompa�arnos
en el tramo bizarro
de las vidas,
que c�ncavas en tu tambor
se exhalan.

Publicado por Premio consuelo para Luc�a Folino en 12:50





Como ves, colega, esta Oda es un poco anterior a la de El detective amaestrado (sospecho que el mismo Andy que me recomend� esta p�gina) y fue difundida a trav�s de varios blogs propios, ajenos y de diarios masivos.
O sea que no vine a depredar nada.

A �se de Murmullos descuidados lo conozco. Estoy en contacto con �l v�a mail y reconozco su estilo. Es el �nico que ha le�do la obra completa de Roberto Bola�o y sus Putas asesinas.


No se trata de un argentino que vive en Espa�a sino del andaluz Joaqu�n Ram�n Mart�nez Sabina. Adicto a internet desde hace muchos a�os.

Utiliza diversos seud�nimos para la conexi�n y tiene varios blogs an�nimos.
He sido su v�ctima virtual como "musa full time", le he "salvado la vida como poeta", fui su "no novia" todo con el objeto de enriquecer sus inagotables ansias de dinero y poder.

Est�n ustedes notificados.

Lu.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home