La curvatura de la córnea

24 agosto 2006

Fabricando un soneto

Hoy me he levantado con uno de esos días tontos en los que me siento capaz de escribir un soneto. Cuarenta minutos de trote ligero, ducha y desayuno ascético para ayudar a la inspiración. Cuatro folios en blanco que manufacturo en ocho cuartillas, el lapicero del Forum que me regaló Agustín y la luz de un Agosto que vuelve a serlo, derramada sobre la mesa.
El tema siempre es el amor aunque nunca supere la rima de amante con pescante. Esta última palabra me lleva a utilizar términos marinos, imaginemos que nuestro latín lover esta en un yate. Aquí empiezan los problemas porque con yate sólo se me ocurre, debe ser por mi condición de obrero, la rima de dislate. A estas alturas decido abandonar, aunque acuden las palabras estrambote y capirote.
El primer intento fallido me ha costado dos cuartillas. Cambio de tema y lo intento con el devenir de la vida, que siempre rimo con corrida. Creo que es una jugarreta de mi subconsciente que antonimotiza la vida con los toros, y quedo absorto al bies de manoletinas y volapiés. Tengo que desechar movida, avenida y una extraña estampida.
Segundo intento fallido, otras dos cuartillas a la basura. Ya esta bien de sublimación. Hablaré del sexo puro y duro. Lo primero es incompatible y lo segundo no es imprescindible pero ayuda. Las dos riman con seguro y no sé… no me gusta que parezca tan políticamente correcto. Sexo puro, duro y seguro. Parece una campaña de la Conferencia Episcopal subvencionada por el Ministerio de Sanidad. Desecho canguro, apuro y bromuro.
Tercer intento fallido, otras dos cuartillas y van seis. Es mi última oportunidad pero tengo que aplazar tan inspirado momento porque la biología no perdona. En mi váter, mi mujer tiene otro, pero aquello es otro nivel, otro diseño, otros lujos, otro mundo. En mi váter, decía, esta colocado el container de la ropa sucia y sobre él siempre hay como mínimo: Un revista de corte cultural, un libro de artículos periodísticos de Gabriel García Márquez y un poemario. En estos momentos es Jaime Gil de Biedma quien se aloja en tan pulcro lugar. Uno, que siempre esta a la que cae, se llevó las cuartillas al retrete porque pensó en la remota posibilidad de cazar alguna idea del autor catalán. Fue una gran estrategia.
Una de las pocas cosas que funcionan bien en mi vida es el transito intestinal, así que la faena estaba acabada cuando terminé de leer el poema. Un texto revelador, impactante, de una lucidez extrema, sabio y que te coloca en tu sitio.
Es sin duda el momento de pensar
que el hecho de estar vivo exige algo,
acaso heroicidades –o basta, simplemente,
alguna humilde cosa común

cuya corteza de materia terrestre
tratar entre los dedos, con un poco de fe?
Palabras, por ejemplo.
Palabras familiares gastadas tibiamente.
(Fragmento de Arte poético)
El canutillo de cartón se descojonaba desnudo en el portarrollos. A la cuarta, diga lo que diga el refrán, va la vencida. Entre pesares y humildades usé las dos cuartillas que por fin sirvieron para algo útil.

17 Comments:

At 24 agosto, 2006 09:25, Anonymous inde said...

Joer, los váteres de las personas cultas...
En el mío no hay más que los periódicos del domingo con sus correspondientes semanales, que nos duran casi toda la semana...
Mancantao el post.
Y Gil de Biedma.
Y el canutillo descojonao de risa.
Y seguro que me habría pasado lo mismo con el soneto final.

 
At 24 agosto, 2006 09:55, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Inde.
Antes también se podía encontar el periódico en mi váter pero hubo una temporada que las noticas sólo servían para sustituir al papel higiénico y decidí que su lugar sería la mesa del comedor forever.
Por cierto, el canutillo ya ha sido sustituido pero sigue, el muy..., descojonado de risa.
Saludos de su parte.

 
At 24 agosto, 2006 10:23, Blogger gaia56 said...

Tienes libros astringentes y libros laxantes?.. sería buena idea.
Chico, los sonetos tardan mucho más en reposar diría yo, pero de cualquier forma no te des por vencido y ánimo con ello...
Gil de Biedma lo tengo en mi cabecera, la misma edición...

 
At 24 agosto, 2006 13:02, Blogger Gubia said...

Una vez me haces reir, y ves? encontraste utilidad a tus cuartillas, no hay mal que por bien no venga.
Un abrazo lleno de inspiración.

 
At 24 agosto, 2006 14:00, Blogger txe said...

jejej, me gusta este texto: es imaginativo y tiene coña!

te debía una explicación respecto a lo del porno "feminista". Bueno, lo cierto es que no soy un especialista en el tema, simplemente vi una vez un reportaje de directoras que hacían este tipo de cosas. Además en la revista Primera Linea regalan hace años videos de porno "poético", por llamarlo de alguna manera de directores como Andrew Blake o Michael Nin, que rodaban aquellas cosas del tigre y la orquídeo que relato con hermosísimas modelos.

Feliz día encapotado de ZG.

Un saludo

 
At 25 agosto, 2006 23:30, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gaia56
jajajajajajaja.
Nunca había pensado en lo libros en esos términos pero es tan buena idea que tal vez te animes a hacer una lista, o comentario, en tu blog.
Seguro que el tiempo de maceración de un soneto es más largo que mi nula capacidad poética. Ya ves que me doy por vencido, ohhhhhhhhhh.
Esta bien la edición y aprovecho, ¿has leído el prólogo? en caso afirmativo me gustaría saber tu opinion.
Gracias

 
At 25 agosto, 2006 23:32, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.
Hacer reir, no me cansaré de decirlo, es el mejor piropo.
Recojo el abrazo y guardo la inspiración, muy desprendida. Yo te devuelvo el abrazo pero la inspiración, no sé, no sé :-)

 
At 25 agosto, 2006 23:36, Blogger Javier López Clemente said...

Hola txe.
¡¡¡Y tu me hablas de coña para luego emperzar el párrafo siguiente con el porno!!!!!!!!!
:-)))
Venga, menos remilgos, si eres un experto en porno no pasa nada, eso espero, ¿no?
Joder videos porno poético, alguna vez he leído y escuhado poesía que entraría muy bien en esa definición.
Me apunto los directores.
Gracias por la información.
En cielo esta encapotado, ¿quien lo desencapotará? el desencapoteador que lo desencapote, buen desencapoteador será.
Saludos

 
At 26 agosto, 2006 07:55, Blogger Cleo said...

Literalmente, esta historia equivaldría a decir....me cago en la poesía!!!

Saludos divertidos,

La Reina del Nilo boquifloja.

PD: Buscaré alguna islilla en medio del Atlántico para el intercambio de discos.

 
At 27 agosto, 2006 02:04, Blogger Javier López Clemente said...

Mi Reina, por Dios!!!!! matenga a raya ese lenguaje
No me cago en la poesía, la leo mientras cago que es, vuecencia me lo permite, muy diferente.
Yo una vez viví en una isla, se llamaba La Isla de Idle.

 
At 03 septiembre, 2006 04:30, Blogger gaia56 said...

Tengo pendiente una constestación a tu pregunta sobre el prólogo del libro "Las personas del verbo". Recuerdo que me gustó mucho el prólogo y sus precisiones del papel del poeta y su mirada en la poesía de la experiencia.

 
At 03 septiembre, 2006 12:44, Blogger El detective amaestrado said...

Si te refieres al prólogo de Carme Riera en la edición de Lumen, suscribo plenamente lo que dices

 
At 04 septiembre, 2006 00:16, Blogger Javier López Clemente said...

Hola gaia56
No suelo leer los prólogos y a veces tengo la sensación de perderme algo. En este libro estuve mas tentado que nunca a hacerlo pero pudo la costumbre. He pensado que podría hacerlo una vez finalizado el libro, eso sería un buen ejercicio para mi olvidado espíritu de contradicción.

 
At 04 septiembre, 2006 00:18, Blogger Javier López Clemente said...

Hola detective amaestrado
Bienvenido a esta bitácora y gracias por tu visita.
Nos referimos a la edición del libro de Gil de Biedma que aparece en la foto de esta entrada, editada por Galaxia Gutemberg-Círculo de Lectores.
Tal vez puedas aportar tu opinión.

 
At 04 septiembre, 2006 20:15, Blogger El detective amaestrado said...

Yo la que tengo es la de Lumen, con una introducción de Carme Riera que es un prodigio. Soy un gildebiedmista convicto y confeso. En mi blog hay una entrada al respecto, en el mes de agosto, donde cuento algo sobre esto. Se llama "Un taxi a Muntaner"

 
At 05 septiembre, 2006 01:57, Blogger Javier López Clemente said...

No he leído mucha poesía y siempre tengo la impresión de llegar tarde cada vez que me impacta un texto. Eso me pasa con Gil de Biedma, estoy impactado, hace una semana que no consigo pasar de uno de sus poemas, lo leo y lo releo y me digo... vaya retraso que llevo.
UN ruego, ¿te atreves a recomendarme un poema de Gil de Biedma que me permita saltar del que estoy encallado?
Encallado y agustito, ehhhhh

 
At 05 septiembre, 2006 08:20, Blogger El detective amaestrado said...

elegir uno entre tantos es difícil. "Pandémica y celeste", "Después de la muerte de Jaime Gil de Biedma"...De todas formas, un poema tiene muchas caras. Dales una vuelta, dos, mil, déjalos reposar, atácalos impunemente...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home