La curvatura de la córnea

16 julio 2006

Sigue siendo un placer

Sigue siendo un placer. No hace tanto tiempo era capaz de nombrar el título de casi cualquier canción que sonara por la radio, asignarle grupo y nombre del L.P. al que pertenecía, en muchos casos estaba en condiciones de citar autores, productor y compañía discográfica* ; pero claro, si en la segunda línea utilizo un término tan del siglo pasado como Long Play, entonces se hace más comprensible mi situación actual.
Sigue siendo un placer. Muchos de esos datos se han diluido y cuando acudo al archivo de la memoria pues, zas, que no los encuentro, o lo que es peor, los confundo, los mezclo y los aliño con las batallitas del abuelo Cebolleta. Un desastre.
Sigue siendo un placer navegar por las ondas para encontrarme con los maestros del jazz, los pioneros del rock y el blues, además todos los reyes y reinas del pop, reivindicar la incipiente electrónica que tanto vilipendié a principio de los ochenta (grave error de bulto), reconocer que la movida no lo fue tanto (al menos para un chico de provincias como yo), rastrear el nuevo flamenco y rapear en juicioso y brillante español
Sigue siendo un placer descubrir los nuevos ritmos, adorar a los DJ Dioses que vinieron a descubrir el tesoro de la mezcla y danzar con el milenarismo de los sonidos de la Tierra. Todo eso y mucho más me ofrecen las ondas hertzianas y la banda ancha de Internet.
Sigue siendo un placer aunque desde hace demasiado tiempo me ocurre lo que a Leonard Cohen que, ante la pregunta ¿Escucha usted música contemporánea?, respondió: “A veces enciendo la radio y la escucho con gran placer sin reconocer a nadie”

* Se ruega a los lectores de esta bitácora que no tengan en cuenta las exageraciones nocturnas y de taberna del autor.

3 Comments:

At 18 julio, 2006 19:54, Blogger Cleo said...

Melómano?
Igual que yo.
Mi espectro de gustos musicales es tan variado que va de Ravel a Los Beatles. La música es tan bella, que cuesta quedarse con un solo estilo.

Un abrazo musical

La Reina del Nilo

 
At 18 julio, 2006 23:01, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Reina del Nilo, ¿o debería decir Reina del abrazoJ? :-)
Melómano tiene una connotación fanática que tuve pero que poco a poco voy perdiendo.
Sigue siendo una pasión pero mucho más moderada, pausada, aunque de vez en cuando, cuando menos lo esperas, zas, vuelve la locura en un concierto, escuchando un disco y la última en la ducha jajajaja.
En este caso creo que en la variedad esta el gusto.
Ayer disfruté como un enano escuchando un programa en Radio Nacional dedicado a la Zarzuela y claro, los Beatles son los más grandes con permiso, que me lo dieron, de los Rolling.
No, no, un abrazo musical no, ¿nos pegamos un baile?

 
At 23 julio, 2006 12:13, Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home