La curvatura de la córnea

04 junio 2006

Tortilla de patatas

Batí los cinco huevos en un bol, pizca de sal y perejil picado. Abrí el envase que contenía las patatas asadas que preparan en Los Pollos de Carpanta. Las troceé a conciencia, las eché en el bol, mezclé todo muy bien y lo freí en una sartén con poco aceite con un par de vueltas al aire de doble salto mortal.
La mitad para mi plato, el treinta por ciento para Migue y el resto se quedó en la nevera. La tortilla de patatas es una de mis cenas favoritas y me fui al turno de noche más contento que unas pascuas, algunos nos conformamos con poco.
Debían ser las cuatro de la madrugada cuando la recordé. Un triángulo isósceles de apetitosa tortilla de patatas me esperaba en la nevera. Ya no me la pude quitar de la cabeza y durante el resto del turno lo imaginé decenas de veces: La tomaba entre mis manos para introducirla en el panecillo que me compraría en la Tahona de Las Fuentes, descorcharía una botella del Somontano, una par de chatos y feliz como una lombriz.
Migue trabajaba de mañana y me encontré con la casa estaba vacía. Conecté el ordenador para comprobar el correo, puse a Rubén Blades en el loro y abrí la nevera para descubrir, horrorizado, que la tortilla de patatas había desaparecido.
En la segunda estantería, entre las latas de Ambar y las de Coca-Cola, se encontraba el plato de postre vacío, frío y con migajillas de mi tortilla soñada. Al principio pensé que se abría ido a dar una vuelta y que regresaría cuando menos la esperase, después sopesé la posibilidad de que alguna banda de mafiosos hubiesen perpetrado un secuestro express para espollicarme mis pocos ahorros y, por fin, caí en la cuenta de lo sucedido: Migue había desayunado pincho de tortilla y café con leche.
Pille un mosqueo de muy padre y señor mío, de acuerdo que en nuestro contrato matrimonial no especifica quien se come la tortilla de patatas sobrante pero, después de catorce años ejerciendo ese privilegio, creo que tengo algunos derechos adquiridos, al menos me podría haber pedido permiso ¿no?
Pan, longaniza de Formiche Alto, un par de vinos y me fui a la cama todavía cabreado. No me podía dormir. La tortilla de patatas ocupaba todo mi pensamiento, daba igual si me ponía boca arriba, boca abajo, pa´lli o pa´lla. Supongo que fue el cansancio quien me llevó hasta los brazos de Morfeo. Una vez sobrepasado la primera fase del sueño me vinieron a visitar los titiriteros de Pingaliraina. Estaban ataviados con coloridos trajes y portaban guitarras, bandurrias y todo tipo de percusiones. Llegaron bullangueros y sin ningún tipo de remordimiento me cantaron en verbenera algarabía:
Mi mama compró la planta Renata
porque le salió bastante barata.
Le gusta el jamón, las fresas con nata
pero lo que más le gusta
es la tortilla de...
Efectivamente, seguro que lo has acertado listillo.
Pasada la fase de pesadillas y maquinaciones para la venganza logré dormir un par de horas. Fue Migue quien me despertó cerca de las tres de la tarde. Lo hizo con uno de sus besos especiales que empieza manchego y acaba en ligero morreo ochentero. Ligero pero suficiente para que el sabor satinado de sus labios penetre en el interior de mi cuerpo. Aquel beso no me supo a Los Huracanes, ni a las Casas Nuevas, ni a la Peña del Cachirulo. Aquel beso de mediodía me supo a tortilla de patatas.
Desperté sobresaltado, irracional, desbocado. Ella creyó que respondía al beso tierno con otro apasionado de boca entreabierta y preludio al amor. Pero yo no pensaba en esas veleidades, yo sólo quería comerme mi tortilla de patatas. Y los labios dejaron paso a los dientes, y los dientes a los bocados, y los bocados a los mordiscos desmedidos, rabiosos y pantagruélicos. Me zampé a mi mujer en un abrir y cerrar de boca.

Etiquetas:

17 Comments:

At 04 junio, 2006 10:51, Blogger Ana C. said...

Mira....que eres caníbal :-)

 
At 04 junio, 2006 18:35, Anonymous mari said...

Te comprendo, a mi me sucede lo mismo.No se como pero siempre hay alguien que se me adelanta

 
At 04 junio, 2006 20:36, Anonymous Anónimo said...

Tenemos tu tortilla.Si quieres volver a verla entera, has de depositar un nuevo texto sobre ella(este no nos vale), en billetes sin marcar, y que dejaras colgado en una proxima corvatura de la cornea.Si avisas a la bofia o haces cualquier tonteria, despidete de ella.

Retruecano delincuente habitual

 
At 04 junio, 2006 22:18, Blogger Javier López Clemente said...

HOla Ana C. jejejeeje y yo que siempre pensé que esa C solitaria era precisamente una C Caníbal
:-)
Ya sabes: Te comería el corazón

 
At 04 junio, 2006 22:20, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Mari y bienvenida al blog.
Creo que tu problema es mayor que el mio porque el número de sospechosos, en tu caso, es bastante superior al mio.
Al menos hasta setiembre y más allá jajajajaja

 
At 04 junio, 2006 22:28, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Retruecano. Encantado de su aparición, aunque sea delictiva.
Antes de comenzar con sus peticiones quisiera puntualizar una cosa. No estoy de acuerdo con su auto calificación de delincuente habitual, vale, vale, yo sé que usted comete delitos prácticamente a diario pero ya sabe la sentencia bíblica: Quien este libre de pecado que tire la primera piedra.
En el fondo me alegro que la tortilla este entre sus manos, no imagino un lugar mejor y mire, podría aprovechar para leerle alguno de esos poemas que nos ponen la piel de gallina.
Estoy dispuesto a cumplir su exigencia de colgar un nuevo texto pero necesito algo más concreto, en esto también se nota que su actividad delictiva, más que habitual es amateur. No entiendo eso de un texto en billetes sin marcar. Tal vez podría concretar un número de palabras, o el tema, o quizás la forma. Se lo ruego encarecidamente.
Sobre las últimas exigencias le aseguro que la policía nada sabrá de mi boca, otra cosa es lo que puedan hacer los lectores de esta bitácora. Ahora, una tontería, y usted lo sabe bien, la puedo hacer en cualquier momento.

 
At 05 junio, 2006 12:27, Blogger Gubia said...

Hola,jaja, me encanta el final canibal, no lo esperaba de tí. Pero si tanto te apetecía la tortilla, por qué no hiciste una al volver y ver la nevera vacía?jeje, es broma. Un abrazo

 
At 05 junio, 2006 12:50, Anonymous Anónimo said...

Tu tortilla se encuentra bien, en lugar fresco y oscuro,y aunque lo deseas,no pensamos mandarte una prueba de vida.Pese a que su estado de salud es perfecto (doradito, jugoso y esponjoso -solo el perejil la afea)- no se encuentra con ganas de escuchar poemas. Solo desea volver a casa cuanto antes, pues bien sabe del buen trato y cariño con que tu y tu señora soleis tratar a sus semejantes.
Volvemos a exigir el pago con un nuevo texto que carezca de la magia e imaginacion de Harry Potter y que devuelva a la tortilla de patatas al lugar real que se merece,lejos de otras figuras u objetos mas dados a la imaginacion.
No pensamos negociar.Somos profesionales del secuestro Tortillero (joder como suena esto)y recuerda que no se te ocurra jugar a los detectives ya que el cuchillo y el tenedor se ciernen sobre ella. TIC-TAC , TIC-TAC.

Retruecano, delincuente de cocinas.

 
At 05 junio, 2006 13:14, Anonymous Clarisa said...

Buena noticia, que tras catorce años, siga vivo tu apetito voraz por zamparte a tu mujer en sustitución de la añorada tortilla de patata (secuestrada por Retruécano) y de esa manera colmar el deseo de los manjares soñados.

 
At 05 junio, 2006 15:12, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Gubia.
¡Qué falta de corazón! No es tan fácil sustituir a una tortilla de patatas que ha ocupado parte de tus sueños.
Claro, hacer otra es lo fácil, lo cómodo pero, ¿dónde queda el cariño?
Además ya no quedaban patatas asadas de El Pollo de Carpanta, ni huevos frescos, ni ganas de cocinar, ni nada...


:-) pero siempre te hubiera cantado un cumpleaños feliz o un pata palo... ya sabes

 
At 05 junio, 2006 15:16, Blogger Javier López Clemente said...

Acepto Retruecano. Acepto aunque no sé si lo hago en su condición de delicuente habitual, amateur, de cocina o tortillero.
Le prometo un texto ajustado a la realidad, aunque el que nos ha llevado hasta aqui, se lo aseguro, es fiel reflejo de lo sucedido.
Con respecto al cuchillo y tenedor que se ciernen sobre mi tortilla le ruego sea cuidadoso, un bocadito cariñoso no hace daño a nadie, a una tortilla de patatas tampoco.

 
At 05 junio, 2006 15:19, Blogger Javier López Clemente said...

¡Hola Clarisa y bienvenida al blog!
Me alegra encontrarte en estos parajes y aprovecho el espacio público para agradecerte tus palabras acerca de La Isla de Idle.
Es cierto que mi apetito sigue intacto, la talla 46 y los casi noventa kilos así lo atestiguan, pero dime... de verdad ¿a que algunas veces apetece que te devoren?
:-)

 
At 05 junio, 2006 16:01, Anonymous Clarisa said...

Si. Es lo que tienen los apetitos desordenados.

Además, no es cierto que todos buscamos nuestra media tortilla ...?

Retruécano, LIBERA A LA TORTILLA!!

 
At 05 junio, 2006 21:38, Blogger Gubia said...

A cambio de esa canción de cumpleaños yo hubiera hecho con gusto una buena tortilla de patata y sin canción también. Felices sueños esta noche.

 
At 06 junio, 2006 12:58, Anonymous Anónimo said...

La tortilla ha escapado.Al volver a casa y entrar por la puerta he caido al suelo,la grasa de la tortilla ha cecho resbalar mi zapatilla (rima consonate de bajos vuelos y ejemplo usado para hablar de malos poetas o letristas). Ha dejado una nota, con un suave aroma a su habitual perfume aceitoso,junto a la nevera.

"Me voy. Quiero y deseo ser libre.Estoy harta de este secuestro y la nota de Clarisa me ha ayudado a darme cuenta de que solo ansio libertad para encontrar a mi medio tortillo.Recorrere todo el planeta si hace falta. No intenteis buscarme pues me camuflare en cualquier barra de bar a la hora de los pinchos."



Retruecano, delincuente, aflijido,hambriento y magullado.

 
At 06 junio, 2006 13:12, Blogger Javier López Clemente said...

Bueno Gubia, a mi me encanta cantar aunque dicen que lo hago fatal pero, no se que ocurre dentro de mi cabeza que, a mi, me suena estupendo.

 
At 06 junio, 2006 13:15, Blogger Javier López Clemente said...

Ya se lo decía Mr Retruecano, usted es un delincuente amateur, ¡¡mira que deja escapar la tortilla!!
Espero que le vaya bien por esos mundos de Dios y que encuentre a ese pincho que la haga feliz.
Le comunicó que pese a este feliz desenlace el disparadero de la creación ya fue activado y mi cabeza esta rumiando un texto tortilldepatatas... ya casi lo tengo. Ya ve usted, después de todo, cumpliré su petición, o eso creo.

PD. El otro día estuve hablando con Daniel Rabanaque, una conversación genial

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home