La curvatura de la córnea

21 mayo 2006

Una estrella fugaz

Durante la noche de ayer, al cruzar el Parque Bruil, pude ver una estrella fugaz. Iba con tanta prisa que no pude parar un segundo a pedir un deseo. Hoy llevo todo el día barajando los posibles candidatos y no acabo de decidirme. Ahora me ha surgido una terrible duda, ¿cuanto tiempo se tiene desde que ves la estrella hasta que pides el deseo?

Etiquetas:

6 Comments:

At 21 mayo, 2006 23:06, Blogger Gubia said...

El deseo se puede pedir en cualquier momento. Lo normal es que lo hagas nada más ver la estrella, pero claro, hay casos y casos; en el tuyo el plazo se podría ampliar veinticuatro horas..así que venga,no te retrases, PIDE EL DESEO!!! y mucha suerte.

 
At 21 mayo, 2006 23:35, Blogger Javier López Clemente said...

¡¡Sólo veinticuatro horas!!
Vaya mala suerte porque han pasado ya, y ya ves, Gubia, yo sigo aqui enfrascado entre pedir alivio económico, la victoria en el mundial de fútbol o paz en la Tierra y en todas las Galaxias.

 
At 22 mayo, 2006 00:25, Blogger Ana C. said...

El tiempo es relativo, lo que no se debe hacer es publicar el deseo ni decirlo en voz alta, parece que los astros y cuerpos celestes son discretos, sideralmente hablando, y entienden mejor los deseos si estos sólo son pensados.

 
At 22 mayo, 2006 23:53, Blogger Javier López Clemente said...

Miren que me dijo un ángel sin patria:
"Yo tengo una teoría al respecto!
Creo que la cuestión es que debes realizar el deseo antes de que la estrella desaparezca, al menos eso he oído. (Tener el deseo en la punta de la lengua y sentarse a esperar una estrella es trampa). Eso nos deja un margen de apenas un segundo!. Creo que si eres capaz de formular un deseo de forma tan instantánea es que lo deseas a nivel subconsciente, y el subconsciente es una fuerza muy muy poderosa, por lo que si lo pones de tu parte seguramente acabarás logrando el objetivo."

 
At 08 noviembre, 2006 13:49, Anonymous lamima said...

Bien por tu teoría Javier: el deseo que aparece tan rápido tiene que ser muy fuerte y, como dices, poderoso.
Al final no hay que esperar que pase la estrella fugaz ni el tren.. hay que correr para cogerlo!!

 
At 08 noviembre, 2006 21:27, Blogger Javier López Clemente said...

Hola Lamima

Es un gustazo encontrarte en el pasado :-)

La teoría no es mía, lo que digo es cierto, me lo dijo un Ángel sin patria (la denominación de ángel en minúscula era una licencia pero no muy desencaminada)

Es cierto, no podemos esperar a la estrella para formular nuestros deseos. Resulta tan fácil decirlo y tan difícil hacerlo...

Gracias por la visita y salu2 Córneos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home